domingo, 25 de diciembre de 2011

Los vascos y la caza de la ballena

Museo naval de San Sebastián. César Aguilar
Fuera del País Vasco es poco conocida la tradición de la caza de ballenas que se practicó en el litoral vasco y cántabro durante siglos. Fácilmente asociamos esa actividad a los pueblos escandinavos o del ártico, pero olvidamos que los vascos mantuvieron una intensa y larga actividad ballenera. Esta relación es la que explora una interesante exposición que pude ver en museo naval del San Sebastián hace algunas semanas llamada “Cazadores de Ballenas”. Los vascos comenzaron la caza del ballena en el cantábrico pero más tarde la llevaron a las costas de Canadá. La actividad fue de tal importancia que el nombre común de la ballena que más cazaban lleva su nombre, la ballena franca septentrional (Eubalaena glacialis) o ballena de los vascos. Fue una especie común en las aguas cantábricas y la más perseguida por su carácter tranquilo y su querencia por las aguas costeras. Su intensa persecución la llevó a la extinción en esta parte del océano Atlántico.



martes, 20 de diciembre de 2011

La nutria recupera nuestros ríos 2

Causas de la recuperación

Nutria (Lutra lutra). Foto: Fco. Javier Robres
Acostumbrados como estamos a ver como muchas especies de nuestra fauna están en regresión, la recuperación ahora de la nutria pudiera parecer contradictoria. Así, haciendo un análisis retrospectivo de la influencia de las distintas causas que se indicaron para la regresión de la nutria (persecución directa, contaminación, destrucción del hábitat, …), parece que la más probable y principal de ellas fue la contaminación con compuestos tóxicos bioacumulables. Diversos tipos de pesticidas (DDTs, PCBs) altamente tóxicos, fueron usados masivamente en la agricultura y la industria desde mediados del siglo XX en toda Europa. La nutria, como depredador del río, fue acumulando contaminantes difícilmente metabolizables presentes en sus presas hasta concentraciones que afectan a la capacidad reproductora y de supervivencia de los ejemplares. Estos compuestos empezaron a disminuir por restricciones legales a partir de mediados y finales de los años 80, periodo en que empezó a invertirse la tendencia regresiva de la nutria en España.

miércoles, 14 de diciembre de 2011

La nutria recupera nuestros ríos 1

El texto de las dos entradas con este título pertenece a un artículo que publiqué en enero de 2010 en “Piedra de Rayo. Revista Riojana de Cultura Popular” en su número 33. Hablando con la gente de la situación de los ríos en general y del Ebro en particular, habitualmente muchos imaginaban a la nutria como ese animal muy escaso que vive en las cabeceras de los ríos de montaña. Eso ya no es así y creía entonces que su nueva situación aún no era muy conocida. Así que, aprovechando que se acababa de publicar el último sondeo nacional de la nutria, preparé este artículo para la revista. El texto y las fotos están tal cual aparecieron en la publicación.


Huellas de nutria. Foto: César Aguilar
Son pocas las veces que tenemos ocasión de ver a un animal como la nutria en su medio natural y ello nos lleva a pensar que debe de tratarse de un animal muy escaso y amenazado. En realidad ha sido así hasta hace poco tiempo, pero los resultados comparados que acaban de publicarse de tres sondeos nacionales realizados durante veinte años, nos muestran un panorama bien distinto. La nutria está recolonizando gran parte de los ríos que habitó en otros momentos, una tendencia observable tanto a nivel nacional como en los cursos fluviales de La Rioja. En nuestra Comunidad ha pasado de ocupar sólo los tramos favorables de unos pocos ríos, a estar de manera casi continua en todos ellos. Así, hoy encontramos a la nutria a lo largo de todo el río Ebro y de los siete afluentes riojanos que recorren nuestro territorio.
 



viernes, 9 de diciembre de 2011

Delta del Ebro 3 (2011) Limícolas y Punta del Fangar

Limícolas en la playa. Foto: Javier Robres
Aunque la época no era buena para los limícolas, en algunas de las playas de la punta de la Banya hacían escala grupos de correlimos zarapitines (Calidris ferruginea), tridáctilos (Calidris alba) y algún vuelvepiedras (Arenaria interpres). Algunos aún guardaban los coloridos plumajes de la época estival, mientras otros ya estaban mudando a los de invierno. Varios ejemplares de correlimos tridáctilos ya estaban blanquitos como solemos verlos en invierno. Es sorprendente los viajes de estos migradores de larga distancia que, como los tridáctilos, están de vuelta a finales de julio hacia el sur tras haber criado en islas y zonas altas del ártico como Groenlandia o Siberia. En las salinas también eran comunes los archibebes comunes (Tringa totanus) y más escasos los archibebes claros (Tringa nebularia) y oscuro (Tringa erythropus), así como las avocetas (Recurvirostra avosetta) y los andarríos grande (Tringa ochropus), chico (Actitis hypoleucos) y bastardo (Tringa glareola) entre otros. En general poco numerosos pero muchas especies de limícolas.

sábado, 3 de diciembre de 2011

Delta del Ebro 2 (2011) Gaviotas, flamencos y alguna rareza

Gaviota de Audouin (Larus auodouinii). J. Robres
A parte de arroz y lagunas, en las costas del Delta del Ebro se pueden encontrar extensas barras de arena sin urbanizar, algo escaso en el Mediterráneo. Las playas son frecuentadas por bañistas, pero solo en unos pocos lugares. Aún así, muchos sitios están lejos de ser lugares idílicos por la cantidad de basura que acumulan. Buena parte de ella es de la que arrastrar el mar y llega a él a través de las crecidas del Ebro. Es igual en muchos sotos del río Ebro, donde en invierno, cuando la vegetación no la cubre hay de todo, en especial todo aquello que flote y pueda arrastrar el agua. Pero a pesar de esto, los arenales son especialmente interesantes para las aves. Hay uno que es especialmente curioso, se llama la barra del Trabucador y es un arenal de varios kilómetros con unas decenas de metros de ancho que lleva hasta una penísula arenosa con unas salinas, la punta de la Banya. La barra y la península forman una bahía muy característica que llaman la atención en cualquier mapa de España cuando te acercas a la zona del Delta del Ebro.

martes, 29 de noviembre de 2011

Delta del Ebro 1 (2011) Arrozales y lagunas

Paisaje de arrozales en julio. Foto: César Aguilar
No se muy bien por qué, pero a pesar de tener el Delta del Ebro tan cerca desde Logroño, aún no lo había visitado ninguna vez. Así que cuando este verano Javier Robres me dijo que se iba para allí, le cogí la “oferta” al vuelo y nos fuimos un par de días a la zona. La última semana de julio no era la más apropiada para el sitio, aún apenas había comenzado el paso de limícolas, pero de todos modos fue una visita agradecida con unos días algo nublados que nos evitaron los calores estivales. Recorrer los arrozales de ambos lados del Ebro es un disfrute para la vista. A cada poco vas viendo todo tipo de ardeidas y en esas fechas había un gran número de ejemplares por la presencia de los juveniles recién volados. Las que más me llamaron la atención fueron las garcillas cangrejeras (Ardeola ralloides), las vimos en abundancia y como los arrozales se ven desde el coche haciendo paradas en las carreteras, se dan buenas condiciones para sacarlas fotos desde la ventanilla sin que se vayan. En ese mes las tablas de arroz estaban inundadas, con las plantas bien crecidas y algunas ya espigadas pero verdes.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Chris Stewart, un viajero asentado (Libros)

Tres maneras de volcar un barco


Chris Stewart
Ediciones Salamandra. Barcelona. 2010
ISBN 978-84-9838-298-3
(Biblioteca Pública de La Rioja 820-3 STE tre)

Un día oí a Chris Stewart hablar en la radio de este, su último libro, y me despertó la curiosidad sobre sus relatos viajeros. Para quien no lo conozca, es un tipo bastante curioso que ya se había hecho célebre como escritor con su primer libro “Entre limones”. Británico, de vida errante durante algunos años, batería en el primer disco de Génesis, esquilador de ovejas en Suecia o redactor de guías de viaje, son algunas de las “perlas excéntricas” que completan una curiosa biografía personal. El caso es que tiene una manera de escribir campechana y riéndose de sí mismo que ha conectado con mucha gente, en especial con el público británico donde tiene mucha acogida. No hay más que ver el título del libro “Tres maneras de volcar un barco” en el que cuenta varias historias relacionadas con los barcos y su poca habilidad para la náutica

lunes, 21 de noviembre de 2011

Cabo de Gata 6 (2011) Vida bajo el agua en el infralitoral

Anémona (Anemonia sulcata). Foto: César Aguilar
Pero lo más interesante del Cabo de Gata se encuentra debajo del agua así que es cuestión de ponerse unas gafas de snorkel y enredar por ahí. Sobre rocas y en zonas iluminadas son localmente abundantes las anémonas comunes, Anemonia sulcata, que adquieren una coloración violácea por la presencia de unas algas simbiontes llamadas zooxantelas. Otros cnidarios curiosos son los tomates marinos, Actinia equina, pero que como es nocturno se suele ver con los  tentáculos recogidos con el tamaño y forma al que alude su nombre común. Algo que hace singulares a estos fondos son las buenas extensiones de Posidonia oceanica. Algunas de estas praderas submarinas están muy superficiales lo que permite recorrerlas sin necesidad de recurrir a un equipo de buceo. La posidonia es una fanerógama marina, no un alga como pudiera parecer, y sus praderas son de gran interés ecológico. Se trata además de un endemismo propio del Mediterráneo, una especie relicta del antiguo mar de Tetis. Uno de los sitios donde la estuve viendo fue en un costado de la playa de los Genoveses. Allí también aparecía Cymodocea nodosa, otra fanerógama con hojas más finas que coloniza fondos arenosos que luego ocupa Posidonia.

martes, 15 de noviembre de 2011

Cabo de Gata 5 (2011) Algas de la rompiente y zona infralitoral

Rompiente repleta de algas. Foto: C. Aguilar
Los charcos intermareales y los bordes de los arrecifes de vermétidos son una buena ocasión para ver y fotografiar varias especies de flora y fauna marina. Algunas de ellas es posible verlas también buceando o haciendo esnorkel, pero dentro del agua ya no tienes la ayuda de una guía a mano ni tampoco, yo al menos, puedes fotografiarlas para identificarlas más tarde. Es el caso de varias especies de algas que se distribuyen por la zona infralitoral, esa que siempre está inundada, bien iluminada y donde se sitúan las algas fotófilas. Entre ellas está el alga parda Cystoseira sp., normalmente C. mediterranea que alcanza densos recubrimientos en las zonas batidas. Las comunidades de Cystoseira crecen erguidas y son comparadas a menudo con bosques en miniatura ya que en ellas se suelen diferenciar varios estratos.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Cabo de Gata 4 (2011) Arrecifes de vermétidos

Arrecifes de vermétidos en El Playazo. C. Aguilar
Una de las actividades que encuentro más entretenidas de las playas es pulular por esos charcos de la zona intermareal viendo lo que vive allí . Para eso se necesitan zonas rocosas y en las costas del cabo de Gata no faltan en la mayoría de las playas, ya que  muchas se sitúan en calas de pequeño o mediano tamaño. Es algo que suelen hacer a los críos, cubito en mano, persiguiendo esquivos cangrejos o fascinándose por la presencia de alguna quisquilla o algún pequeño pez en las cubetas. Pero la zona intermareal del mar Mediterráneo es muy reducida ya que no hay más de medio metro entre la pleamar y la bajamar. Esto está relacionado con su condición de mar cerrado, que solo conecta con el resto de masas de agua oceánicas por el Estrecho de Gibraltar. Ese “cuello de botella” impide la transmisión de las mareas a sus costas con la envergadura que lo hace en litorales abiertos como el Cantábrico.

sábado, 5 de noviembre de 2011

Cabo de Gata 3 (2011) Barrancos y costas áridas 3

Acantilados del Playazo a Las Negras. Foto: C. Aguilar
La costa del Cabo de Gata tiene un cromatismo especial, allí se juntan tramos de origen volcánico de color negro con otros de dunas fosilizadas en amarillos intensos. Un tramo muy interesante se extiende entre el Playazo de Rodalquilar y la localidad de Las Negras. Ahí hubo una pequeña cuenca sedimentaria que se formó tras la actividad volcánica que dio origen a la zona. El sendero de La Molata recorre ese tramo, y por ello se pueden encontrar restos de fauna marina fosilizada, como los de unas conchas de erizos asimétricos que no había visto hasta ahora en fósiles. También las vistas de los acantilados son impresionantes, sobretodo con luz de mañana acompañadas de las idas y venidas de los vencejos reales (Apus melba) que crían en las grietas de los cortados marinos.

martes, 1 de noviembre de 2011

Cabo de Gata 2 (2011) Barrancos y costas áridas 2

Logo "Espantapitas" y campo de pitas. C. Aguilar
Otra de las plantas del paisaje del Cabo de Gata que destaca cuando llegas por primera vez es la pita (Agave americana). Es tan llamativo el porte que alcanza y su abundancia en algunos puntos, que se ha utilizado como elemento de identificación con la naturaleza de la zona. No se si ahora seguirá existiendo, pero hasta hace algunos años había un festival de música y cine en la zona llamado “Espantapitas” que pudimos ver en visitas anteriores al Cabo de Gata. El logo de ese festival era una bonita y “mística” ilustración de un Agave americana con sus “espigas” recién florecidas como las que pudimos ver al comienzo de este verano. Sin embargo estas plantas no son una especie autóctona sino propia del continente americano.

martes, 25 de octubre de 2011

Cabo de Gata 1 (2011) Barrancos y costas áridas 1

Floración de Asteriscus maritimus. C. Aguilar
Uno de los atractivos que para mi tiene el Cabo de Gata es su vegetación, propia de una de las sierras costeras más áridas de la Península Ibérica. Aquí, gracias a la presencia del Parque Natural, se han mantenido paisajes mediterráneos de costa a salvo de la ocupación urbanística del turismo de sol y playa. La mejor época para ver la vegetación es a finales del invierno por raro que pueda parecer. Las aridez y las temperaturas estivales extremas hacen que toda la floración se adelante respecto a otras zonas de la Península. Algo similar he podido ver en el Antiatlas marroquí en diciembre o en las estepas presaharianas de Túnez en febrero, donde uno puede disfrutar de sierras y estepas desérticas en una imagen de colorido y verdor a la que no estamos acostumbrados y que a mi me fascina.

martes, 18 de octubre de 2011

Anuario Ornitológico de La Rioja 2004-2008

Anuario Ornitólogico de La Rioja 2004-2008 
Ignacio Gámez Carmona, Jesús Serradilla Rodríguez, Cesar Mª Aguilar Gómez, Fco. Javier Robres Cabezón, Oscar Gutiérrez Jiménez.
ZUBÍA Monográfico Nº 21-22, pags. 7-184. 2010. IER 
ISSN: 1131-5423



Hace ya unos meses que tenemos la última edición del anuario que hacemos desde el Grupo Ornitológico de La Rioja, pero con tanto crónica de Perú no había sacado tiempo para reseñarlo. Como veces anteriores aparece como monográfico de la revista Zubía del Instituto de Estudios Riojanos (IER). Los anuarios ornitológicos son publicaciones en las que se recogen, seleccionan y exponen las observaciones de aves silvestres más interesantes producidas en un territorio para un periodo concreto. El que ahora sale es el cuarto anuario desde que a finales de los noventa se comenzara con esta publicación en La Rioja. En esta ocasión comprende el periodo 2004 al 2008. Con esta periodicidad llamarlo “anuario” es más una formalidad que otra cosa, pues solo se publica cuando hay suficientes datos para ello. La Rioja no es una comunidad con costas ni con grandes humedales, condiciones ambas que propician muchas novedades y citas para una publicación así, por lo que hay que esperar a reunir suficientes datos de la avifauna de “interior” para dar cuerpo al anuario. Aun así, cada vez hay más gente saliendo al campo y mirando aves lo que facilita reunir suficientes citas de interés.

jueves, 13 de octubre de 2011

Charlando con Roge Blasco en Radio Euskadi 1

Con el equipo de NPC del que hablo en la entrevista
Radio Euskadi ha sabido mantener en antena durante largos años dos programas de Roge Blasco que son todo un lujo para los oyentes, “Levando Anclas” y “La Casa de la Palabra”. El primero cumplió 25 años hace unas temporadas y el segundo no tantos pero ya lleva tambien un buen número de años. Por suerte en La Rioja se cogen ambos programas en el dial, aunque ahora con internet y los podcast ya se pueden oir en cualquier parte del mundo y a cualquier hora. “Levando Anclas” se emite todos los domingos de 22:00-24:00h y está integramente dedicado a los viajes. Al terminar el fin de semana, cuando ya estas de capa caida con la perspectiva del lunes, nada mejor que esa magia de la radio.  Para mí es un reconstituyente escuchar los relatos de gentes tan inquietas como aparecen en el programa. Cuantas veces no me habré sentido como una “cucaracha” con mis pequeñas preocupaciones de “homo sendentario” escuchando los viajes y las vidas fascinantes de muchos de ellos, para acabar esbozando una sonrisa placentera con la evocación de los parajes de que hablan y la ilusión que despiertan con solo oirlos.

viernes, 7 de octubre de 2011

Lecturas amazónicas 4

El precio del paraíso.
De un campo de exterminio al Amazonas

Manuel Leguineche
Espasa Calpe, S.A. Madrid. 1995
ISBN 84-239-724-2

En este libro Manu Leguineche tira del hilo de una vieja reseña que guarda de un español que vive en las selvas de Bolivia. Hace lo imposible por ganarse su confianza ya que cree que su vida da para un libro y merece ser contada. Y ya lo creo que da para un libro. Aragonés, combatiente republicano en la Guerra Civil española, anarquista, huido a Francia donde combate en la Segunda Guerra Mundial hasta que es apresado por los nazis y recluido en el campo de concentración de Mathausen. Uno de los pocos supervivientes tras dos años de permanencia allí mientras ve morir a centenares a su alrededor. Tras el fin de la guerra y su liberación, ya espera poco de una Europa donde no hay sitio para sus ideales y su escala de valores humanistas. Tras tantas penurias y sufrimientos busca rehacer su vida en Sudamérica en las selvas de la Amazonía. Allí se instala en su propia “república” donde no circula el dinero, funda un familia y crea un universo a su medida. El libro recoge la crónica de Manu tratando de buscar a Antonio García y su estancia allí durante las varias semanas que permaneció viviendo con él y entrevistándole

lunes, 3 de octubre de 2011

Lecturas amazónicas 3

Diario de la Amazonía

Roger Casement
Ediciones del Viento. 2011. La Coruña
ISBN 978-84-96964-82-2

Este fue el primer libro que me regalaron de regreso a España para mi cumpleaños. Había oído hablar del personaje Roger Casement pero poco. Parece que últimamente se ha hecho “famoso” porque el libro “El sueño del celta”, el más reciente del peruano y premio Nóbel Mario Vargas Llosa lo trata. En Puerto Bermúdez ese otro libro lo estaba leyendo Jesús en la hamaca de al lado y algo me contó. No he leído aún El sueño del celta, aunque ahora sabiendo que va de él creo que lo leeré, y eso que a Vargas Llosa lo tengo un poco atragantado, aunque más bien por su persona que por sus libros. Este libro de Casement no es ni una novela, ni nada que se le parezca, son simple y llanamente los diarios de su viaje por la Amazonía. Sin embargo es un cronista detallista y cuenta los pormenores de aquel singular viaje. Para el que no conozca la historia de este personaje el libro es  esclarecedor sobre su admirable personalidad

viernes, 30 de septiembre de 2011

Lecturas amazónicas 2

Amazonas: arqueología e historia
Arturo Ruiz Estrada
Universidad Alas Peruanas. 2010. Lima
ISBN 978-9972-210-99-0

Estando en La Esperanza me encontré en varias ocasiones con un periódico cultural que editaban en la región de Amazonas llamado El Torreón. Es el típico con un poco de todo, obras, festividades y demás cuestiones de ámbito local. Sin embargo había una sección bastante interesante de divulgación arqueológica. Me llamaron la atención unas pequeñas crónicas de arqueología regional por lo bien contadas que estaban. Como iban dirigidas para un público generalista, eran concisas y explicadas con buen criterio divulgativo. Amazonas es un departamento del norte del Perú enormemente rico en restos arqueológicos, tiene zonas de selva baja, selva alta y bosque tropical seco. Es famoso por las ruinas de Kuelap de la cultura chachapoyas, una civilización andina preinca que dejó una gran cantidad de restos arqueológicos por toda la zona. Entre lo que se puede encontrar en el departamento están muchos sarcófagos en cortados rupestres, enterramientos colectivos con momias, muchas ciudadelas y gran cantidad de abrigos con pinturas rupestres. Sarcófagos y pinturas como los de La Pitaya que visité en una escapada del voluntariado.


jueves, 22 de septiembre de 2011

Lecturas amazónicas 1

Ratos de lluvia en las selvas altas. C. Aguilar
A lo largo de la estancia de casi tres meses del 2011 por la cuenca amazónica del Perú tuve muchos tiempos muertos. Entre días lluviosos, días de espera para algún plan y ocio voluntario, pude dedicar buena parte de ese tiempo a la lectura. Además en los trópicos se hace de noche a las seis y media así que más tiempo a añadir. Acertar con buen libro para esos momentos es fundamental. El que llevé de Javier Moro me enganchó desde el primer momento y además tenía en tamaño suficiente como para durar mucho tiempo. Aún así tuve que “avituallar” por el camino en alguna librería o echar mano de libros que había en los sitios por los que fui pasando, como la biblioteca del albergue Humboldt en Puerto Bermúdez. De algunas de aquellas lecturas amazónicas y de otras que he hecho de regreso a España va esta entrada del blog.

viernes, 16 de septiembre de 2011

Perú 48 (2011) Fauna observada-Anfibios y reptiles

Identificar anfibios y reptiles cuando cambias de continente no es nada sencillo. De otros viajes por Sudamérica tengo notas de si un bicho podría parecerse a esta o aquella familia, si podría ser tal o cual género, pero no mucho más. En parte es debido a que no hay guías de estos grupos para muchos paises, a diferencia de lo que ocurre con las aves cuya observacion mueve más turismo. Alguna información se puede encontrar en guías de espacios naturales turísticos, pero no es mucha y la complejidad de estos grupos quita las ganas de tratar de identificarlos. Uno puede encontrar formas juveniles y adultas muy distintas, bastante variabilidad geográfica en algunas especies y además no todo está aún conocido. 

En la Península Ibérica la taxonomía de anfibios y reptiles ha experimentado muchos cambios en años recientes, así que imaginaros para paises con menos esfuerzo investigador. Si cuento esto es porque en esta ocasión he tenido una gran ayuda de un biologo peruano, Nestor Allgas, tambien voluntario de NPC y con el que me estuve intercambiando fotos y comentarios de identificaciones despues del viaje. A pesar de que las fotos que tenía no siempre permitieron ver los caracteres diagnosticos para todas las especies, sin la ayuda de Nestor no habría llegado a identificar esas especies. Así que mi agradecimiento por la dedicación y amabilidad que puso en esa tarea que le pedí.


ANFIBIOS 

Sapo crestado (Rhinella margaritifer) C.Aguilar
Buffonidae
-Sapo (Rhinella marina) Común obs en Pucunucho y Ojos de agua.
-Sapo crestado (Rhinella margaritifer) Obs en La Esperanza.

Strabomantidae
-Sapillo (Oreobates quixensis) Obs en Ojos de Agua.

Leptodactylidae
-Sapo toro o rana pollo (Leptodactylus pentadactylus) Obs en Pacaya-Samiria, dicen que se come.


martes, 13 de septiembre de 2011

Perú 47 (2011) Fauna observada-Mamíferos

Marsupiales
Lagothrix lagotricha Foto: César Aguilar
-Zarigüeya o Canchul (Didelphis marsupialis) Común, obs en Pacaya-Samiria y Pto Bermudez, huellas en BP Alto Mayo, Moyobamba y Río Pichis.

Edentados   
-Armadillo, Carachupa (Dasypus novemcintus) Huellas en Pacaya-Samiria.
-Perezoso tres dedos (Bradypus variegatus) Común, obs en Pucunucho y Pacaya-Samiria.
-Perezoso dos dedos (Choloepus hoffmanni) Obs en Tingana.
-Tamandúa (Tamandua tetradactyla) Obs en Pacaya-Samiria.


sábado, 10 de septiembre de 2011

Perú 46 (2011) Fauna observada-Aves 2

COLIBRIES (Trochilidae)    
Baissonneaua matthewsii Foto: César Aguilar
-Colibrí nuquiblanco (Florisuga mellivora) Obs en Pucunucho y Moyobamba.
-Colibrí pechigrís (Campylopterus largipennis) Obs en Moyobamba.
-Colibrí pardo (Colibri delphinae) Obs en Moyobamba.
-Colibrí rutilante (Colibri coruscans) Obs en Pomacochas.
-Colibrí verdemar (Colibri thalassinus) Obs en Pomacochas.
-Coqueta crestirrufa (Lophornis delattrei) Obs en Moyobamba.
-Rabudito crestado (Discosura popelairii) Obs en Moyobamba.
-Colibrí moteado (Leucipus hypostictus) Obs en Moyobamba.


viernes, 9 de septiembre de 2011

Perú 45 (2011) Fauna observada-Aves 1

En estas entradas voy a ir poniendo las listas de fauna que he ido viendo en el transcurso de los trabajos de voluntariado de estos meses por Perú y en los recorridos que luego he hice por distintos espacios naturales. Es fauna de selvas altas, bajas y bosques tropicales secos, todo en la cuenca amazónica que es lo que fui recorriendo.


Coragyps atratus Foto: César Aguilar
ANINGAS (Anhingidae)    
-Anhinga americana (Anhinga anhinga) Obs en Tingana.

GARZAS (Ardeidae)
-Garza capirotada (Pilherodius pileatus) Obs en Tingana, Pto Bermúdez y Pacaya-Samiria.
-Garza cuca (Ardea cocoi) Obs escasa en el Pacaya-Samiria.    
-Garceta grande (Egretta alba=Ardea alba) Obs en el río Huallaga. ssp americana de pico amarillo E.a. egretta.    
-Garceta azul (Egretta caerulea) Obs en Pto Bermúdez.    
-Garceta nívea (Egretta thula) Común, obs en Tingana y Pto Bermúdez    
-Garcilla bueyera (Bubulcus ibis) Común campos cultivo, obs en Tarapoto, Pucunucho y Pucacaca. 
-Garcita verdosa (Butorides striatus) Común, obs en Tingana, Pacaya-Samiria y Pto Bermúdez, ssp americana B.s. striatus.
-Martinete cucharón (Cochlearius cochlearius) Obs en Pacaya-Samiria.

 

sábado, 3 de septiembre de 2011

Perú 44 (2011) Con los indios ashaninkas del Pichis

 Remontando las selvas con los del IBC. César Aguilar
En los varios días que pasé ocioseando por el Humboldt le propuse a Jesús hacer un viaje remontando el Pichis y visitar comunidades de indios ashaninkas. El caso es que estaba él solo cuidando el albergue y no podía dejarlo y la opción de ir con Aquiles, un guía que suele llevar a la gente del albergue, saldría muy cara para una sola persona. Con Aquiles estuve ya un día por la selva aprovechando que llegó un alemán y quería ver algo de los alrededores, pero a mí eso me supo a poco. Aún así aproveché esa salida para colocar la cámara de fototrampeo cebada con medio pollo para unos cuantos días. Al cabo de una semana las grabaciones dieron que unos buitres selvativos (Cathartes sp) se habían dado un festin, aunque había quedado grabado además mustélido, un manco (Eira barbara). Como alternativa Jesús me propuso que hablara con la gente de una ONG que estaba en Puerto Bermudez y sabía que iban a salir varios días remontado el Pichis para unos trabajos con las comunidades ashaninkas. El conocía a una chica que trabajaba en la oficina y me dijo que me presentara allí y que les propusiera compartir gastos e ir con ellos. Al final ni me cobraron.
 

lunes, 29 de agosto de 2011

Perú 43 (2011) Regreso al albergue Humboldt

Trayecto Tarapoto-Puerto Bermudez
Tras pasar unos días con la gente de la concesión de Ojos de Agua se me acababa el tiempo de mi estancia en Perú y no quería dejar de visitar el albergue Humboldt en Puerto Bermúdez. El recorrido lógico desde donde me encontraba sería haber continuado la carretera marginal de la selva hacia el sur. Sin embargo calculé que para llegar hasta allí podía tardar aproximadamente cuatro días por tierra. Esa carretera es desaconsejable hacerla en autobuses nocturnos ya que su alejamiento de grandes poblaciones hace que con cierta periodicidad se produzcan asaltos. Además en época de lluvias suele haber desprendimientos en algunos tramos y otros no están asfaltados por lo que no era una buena opción. Contra cualquier lógica, salía mejor coger un avión a Lima, de ahí cruzar los Andes por el puerto de Ticlio de Anticona a 4.850 metros y bajar luego a través de la ceja de selva hacia el río Pichis. En día y medio estaría en Puerto Bermúdez.

viernes, 19 de agosto de 2011

Perú 42 (2011) Más anfibios y reptiles del bosque seco

Geko Gonatodes humeralis Foto: César Aguilar
Unos reptiles generalistas que solíamos ver en los árboles cerca de la cabaña eran unos pequeños gekos coloridos. La especie es Gonatodes humeralis y los llamativos son los machos ya que las hembras, que también veíamos, presentan un patrón rayado más discreto. La verdad es que en este bosque seco me estaba resultando más sencillo ver anfibios y reptiles que en otros bosques húmedos que había visitado. Por las noches, linterna en mano, eran muy comunes unos sapos tremendos que ya me había encontrado en Pucunucho. La especie es Rhinella marina y son lo más parecido que hay a los sapos comunes (Bufo bufo) de Europa, de hecho el género de estos sapos de aquí lo acaban de cambiar, pero hasta hace bien tiempo eran considerados también como Bufo por su gran parecido.

sábado, 13 de agosto de 2011

Perú 41 (2011) Aves del bosque y ranas venenosas

Campephilus melanoleucos Foto: César Aguilar
Observar aves dentro de este bosque seco me resultó algo más difícil que en otros bosques húmedos de los que venía. Aún así, por las mañanas era muy común ver unos cuantos colibríes ermitaños (Phaethornis sp) en las cercanías de la cabaña cantando y marcando territorio en rápidas persecuciones con otros individuos. Casi todos los que había visto hasta el momento era en bebederos preparados o muy de pasada. Estos, sin embargo se mostraban muy territoriales en un sotobosque que apenas parecía tener flores donde se pudieran alimentar. Otro ave que en la zona ocupaba el arbolado viejo, era uno de esos carpinteros espectaculares de gran tamaño y cresta roja típicos de la región amazónica. Hay un par de especies casi iguales que sin experiencia cuesta un poco distinguir, son el Dryocopus lineatus y el Campephilus melanoleucos.

viernes, 5 de agosto de 2011

Perú 40 (2011) Platycerium andinum, quinillas y manchingas

Platycerium andinum Foto: César Mª Aguilar
El hábitat de la concesión Ojos de Agua es lo que se conoce como bosque seco tropical del Huallaga, un bosque seco muy distinto del que había tenido ocasión de ver en el río Utcubamba. Este de aquí es realmente más frondoso y no hay presencia de acacias, chumberas o cactáceas que vi en aquel otro. Sin embargo las quebradas no llevan agua más que en la época de lluvias, el resto del año en toda la zona solo quedan unas pequeñas cubetas con agua en un barranco. Son poco más que charcos, pero el hecho de permanecer durante toda la época seca a motivado a los pobladores a llamar a la zona con el nombre que reciben, Ojos de Agua. Uno de los principales atractivos de este bosque es la presencia en todo él de un gran helecho que crece sobre las partes altas de los árboles. Se trata del Platycerium andinum, también conocido como corona de los ángeles que puede alcanzar hasta casi metro y medio de diámetro.

lunes, 1 de agosto de 2011

Perú 39 (2011) El bosque del Futuro “Ojos de Agua”

Logo de la asociación con rana venenosa de la zona
Finalizado el recorrido por el Pacaya Samiria, estaba pendiente de las prospecciones de mono tocón que había quedado de hacer con la gente de PMT. Pero el conductor de su equipo seguía de baja así que el trabajo se retrasaría sin fecha fija. De este modo recordé un ofrecimiento que me había hecho Hugo Vazquez unas semanas atrás cuando yo estaba dando la formación a los guardas del Bosque de Protección Alto Mayo. Hugo trabajaba entonces de albañil en la construcción del centro de visitantes donde permaneci aquella semana. Nos contaba que en su pueblo, Pucacaca, habían formado una asociación de agricultores para la conservación de un bosque seco tropical, de la que él había sido presidente algunos años. Estaban muy ilusionados de llevar adelante el proyecto y hacía bien poco habían conseguido, finalmente, que el estado les cediese un bosque de casi 2500 hectáreas, “Ojos de Agua”, con una figura que llaman “concesión para la conservación”.

martes, 26 de julio de 2011

Perú 38 (2011) Por fin ... ¡un ocelote!

Primera visita de Leopardus pardalis. C. Aguilar
Sí, ya iba siendo hora de captar algo con la cámara de fototrampeo. Ya había comentado en una entrada anterior del blog que había tenido bastante poca suerte hasta ahora. Estas han sido las primeras grabaciones de video que he obtenido, pero no ha sido hasta el quinto intento. Siempre la he puesto en periodos de tiempo cortos de tres a seis noches, y seguro que eso influye. Pero al estar moviéndome entre distintas zonas tampoco había ocasión para periodos más largos. Sin embargo veía huellas y distintos bichos por ahí con la linterna, pero no sabía cómo hacer para grabarlos. En Juanjui ya comenté que solo grabé a paisanos que iban a sus chacras. En La Esperanza busqué un paso en un arroyo con huellas de lo que parecía añuje (Dasyprocta fuliginosa) o un armadillo (Dasypus novemcinctus), ningún bicho pasó por allí de nuevo, ni fue a la fruta y ni al rastro de aceite que puse.

Perú 37 (2011) Al caer la noche en la reserva

Remando con la puesta de sol. Foto: C. Aguilar
En los recorridos que haces por la reserva hay que estar atentos para que te de tiempo a llegar antes del anochecer a los puestos de los guardas donde se pasa la noche. Uno de los días nos habíamos entretenido viendo delfines y otros bichos y andábamos ya más tarde de lo previsto, de modo que acabamos remando con el ocaso reflejado en el agua. Con ese panorama me invadió una sensación de estar realmente en un sitio alejado de todo y nada menos que en la mítica cuenca del Amazonas. Remando en esa penumbra vimos acudir a un dormidero comunal a un buen número de garcillas verdosas (Butorides striatus) de las que aparecen dispersas a lo largo del día por las diferentes orillas. Y aunque en ese momento para esas garzas acabe el día, la noche es el comienzo de la actividad para otro buen número de especies de fauna. Así, tras la cena y si la noche era buena, teníamos la costumbre de salir remando con las linternas a ver lo que podíamos encontrar.

sábado, 16 de julio de 2011

Perú 36 (2011) Ictiófago oportunista

Lisa, piraña y dos sábalos. Foto: César Aguilar
La cocina peruana está cogiendo últimamente bastante renombre internacional. A remolque del crecimiento económico que experimenta Perú, exportando minerales que cotizan al doble que hace una década, ha florecido una nueva clase media en el país. Una clase con gran consumo de tecnología y consumista, que ha aupado lo que llaman la nueva gastronomía peruana. En su origen está la diversidad de ambientes del país que proporciona ingredientes muy variados y que es la base con la que trabajan los endiosados chefs. Esta nueva gastronomía ha sido amplificada mucho por los medios de comunicación y, sin entrar a valorarla, veo en muchos peruanos bastante “síndrome de Estocolmo” de tanto oír que la cocina peruana es la mejor del mundo. Y  realmente lo creen cuando lo que yo he podido comprobar a diario es una dieta que “abusa” del arroz, de yucas, plátanos y papas hervidas insípidas, huevos y mucha fritanga de carne y pescado.


martes, 12 de julio de 2011

Perú 35 (2011) Tierras emergidas, “gigantes amazónicos” y algunos primates

Tamandua tetradactyla Foto: C. Aguilar
Las zonas emergidas en esta época del año son pocas, así que cuando tuvimos ocasión de llegar a algunas de ellas aprovechamos para bajarnos de la canoa y estirar un poco las piernas en paseos a pie. Enseguida se ven muchos rastros en el suelo embarrado, aunque ver a los propios animales es más complicado ya que vas haciendo ruido al pisar los charcos y hay muy poca visibilidad con tanta vegetación. Así localizamos huellas de armadillo, venado, tapir, unas de un felino de tamaño medio tipo ocelote e incluso unos arañazos de estos en la corteza de un árbol. Pese a todo creo que tuvimos suerte pues pudimos cruzarnos con un añuje (Dasyprocta fuliginosa) y unos metros delante de unas huellas que no lográbamos identificar, nos dimos de bruces con un tamandúa u oso mielero (Tamandua tetradactyla). Al momento de vernos se subió a un árbol, pero aún así se mostraba algo curioso de vernos allí, siempre y cuando mantuviéramos una cierta distancia

viernes, 1 de julio de 2011

Perú 34 (2011) Aves en Pacaya-Samiria

Busarellus nigricollis. Foto: César Aguilar
Un recorrido descendiendo por el río Tibilo permite ver un buen número de aves, pero quizás me sorprendió no encontrar demasiadas especies de garzas en la zona. Al menos no las que yo imaginaba para un sitio inundado como este. Garzas comunes en otras zonas húmedas como la garceta grande (Ardea alba) o la garceta nívea (Egretta thula), no llegué a verlas aquí aunque sí otras como la garza cuca (Ardea cocoi), la garcita verdosa (Butorides striatus) o la garza capirotada (Pilherodius pileatus), ninguna de ellas en gran número. Lo que sí pude ver fueron bastantes especies de rapaces, algunas de ellas bastante llamativas. Entre ellas el busardo colorado (Busarellus nigricollis) con su coloración canela y que aquí llaman “mama vieja”, los elanios plomizo (Ictinia plumbea) y tijereta (Elanoides forficatus) o los caracaras negro (Daptrius ater), gorgirrojo (Daptrius americanus) y chimachima (Milvago chimachima).

lunes, 27 de junio de 2011

Perú 33 (2011) Algo de fauna acuática selvática

Taricaya (Podicnemis unifilis) Foto: C. Aguilar
Con aguas altas no es fácil ver algunas especies, en especial las más acuáticas ya que ahora están muy dispersas. Es por ello que en los días que estuvimos por allí no conseguimos ver la nutria gigante amazónica (Pteronura brasiliensis) y solo con suerte dimos con algunos que otros galápagos y varias anacondas. Los primeros los llaman en la zona taricayas (Podicnemis unifilis) que son bastante tímidas ya que al parecer son un suculento bocado, de modo que enseguida se tiran al agua. Anacondas (Eunectes murinus) vimos en un par de ocasiones soleándose en un tipo de orillas herbáceas de los cauces principales. Cuando pasábamos por ese tipo de sitios íbamos remando lentamente, con cien ojos tratando de localizar alguna. Las anacondas no tienen veneno así que tienen que matar a sus presas por constricción, con lo que a mayor tamaño más posibilidades de asfixiar presas más grandes. Con esta táctica han llegado alcanzar portes descomunales por lo que se encuentran entre las serpientes más grandes del mundo con ejemplares que alcanzan hasta 8 metros.

lunes, 20 de junio de 2011

Perú 32 (2011) La selva de los espejos

Guacamayos (Ara ararauna) Foto: C. Aguilar
El río Tibilo, por el que accedemos a la reserva, es poco más que un caño de agua estrecho ahora desbordado. Sin apenas corriente inunda toda esta inmensa llanura aluvial amazónica. A la reserva he oído llamarla “la selva de los espejos” y si en alguna época del año esto es más apropiado creo que es ahora con aguas altas y rebosando sus cauces principales. Las aguas tranquilas presentan una coloración oscura debida a los ácidos húmicos del suelo selvático que inundan, una imagen muy distinta de las aguas densas y llenas de sedimentos del río Huallaga entre Yurimaguas y Lagunas cuando lo recorrí en el barco. Sobre la lámina de agua se reflejan los árboles de las orillas con una luz tamizada por los cielos nublados de invierno. Solo el paso de la canoa rompe los reflejos y al ritmo lento y sosegado de avance a remo van apareciendo distintas especies de aves y mamíferos en las orillas. Los más llamativos en un primer momento son los grupos de guacamayo azul y amarillo (Ara ararauna).

martes, 14 de junio de 2011

Perú 31 (2011) Pacaya-Samiria a “motor de caparrón”

Monos choros en el centro de Ikamaperu. C. Aguilar
Los del Proyecto Mono Tocón  me habían dicho que buscara en Lagunas a un tal Warren, un chico que trabajaba en un centro de recuperación de primates de la asociación Ikamaperu. Estuve una mañana con él organizando la visita que haría con Abraham, ya que a él le era imposible acompañarme pues estaba a cargo del centro mientras los directores del proyecto andaban unos meses por Europa buscando financiación. El centro de recuperación de Lagunas lleva funcionando aproximadamente un año, aunque tienen otro parecido y más antiguo en Moyobamba. Este de aquí lo tienen ahora lleno de monos choros comunes (Lagothrix lagotricha), casi unos 40 animales. La idea es poder reintroducirlos en la reserva, pero los primates son animales sociales y eso es una dificultad para liberarlos con éxito. Los ejemplares provienen de decomisos de fauna a particulares y núcleos zoológicos ilegales, así que algunos llevan mucho tiempo viviendo y socializando entre humanos por lo que no se defienden bien en el medio natural.

sábado, 4 de junio de 2011

Perú 30 (2011) Vértigo verde, camino del Pacaya-Samiria

Puerto de Yurimaguas. Foto: César Aguilar
De regreso de Tingana estaba a la espera de una salida de una semana de duración que iba a hacer con la gente del Proyecto de Mono Tocón. La idea era prospectar una zona donde no había datos de la especie pero que por distribución podría hallarse, pero los planes se vieron atrasados por un problema de salud del conductor con el que trabajaban.  Antonio, el gestor español de la asociación que conocí unos días atrás recién llegado a Perú, me dijo que entre tanto podía aprovechar para visitar la reserva del Pacaya-Samiria. Este espacio natural protegido es uno de los mayores del Perú, tiene alrededor de 20.000 Km2 de selva baja inundable y es un sitio muy bueno para ver fauna. Para acceder allí desde donde estaba, crucé la Cordillera Escalera entre Tarapoto y Yurimaguas. La carretera se acaba en esta ultima localidad, una pequeña ciudad producto del boom cauchero de mediados del siglo XX a orillas del río Huallaga. A partir de ahí todo el transporte por la zona es en barco.

lunes, 30 de mayo de 2011

Perú 29 (2011) Aves en Tingana

Búhos de anteojos, Pulsatrix perspicillata C.Aguilar
A parte de los dos recorridos en canoa, en Tingana pude dar algunos paseos a pie a última y primera hora el día para ver aves, ya que me quedé a dormir allí en una casa de la chacra de Juan, uno de los guías. Como a algunas otras personas que he conocido, a Juan también le gusta caminar descalzo por sus tierras, con la particularidad de que así uno puede darse cuenta que le falta el dedo gordo de uno de sus pies. Cuando le pregunto la razón bromea con que lo ha echado al cocido de hoy, para después reconocer que en realidad lo perdió de un machetazo. Sin duda parece uno de los riesgos de andar descalzo por ahí haciendo las faenas del campo. Juan me acompañó en alguno de los recorridos por la zona, y yo por mi cuenta salí además por la noche a probar suerte, pero mi táctica de atraer búhos imitando reclamos fue nuevamente un fracaso. Sin embargo, ver aves nocturnas parece más fácil durante el día cuando descansan en los árboles.  Resulta raro, pero aquí es así con algunas especies.

jueves, 26 de mayo de 2011

Perú 28 (2011) Mamíferos desde la canoa

Frailecillo (Saimiri sciureus) Foto: César Aguilar
Los recorridos en canoa a remo por el río Avisado dieron para ver un buen número de animales, entre ellos varios primates nuevos para mí. El turismo aquí empezó hace unos siete años y entonces me cuentan que era bastante difícil que se dejaran ver muchas de las especies de monos. Antes de la reserva, dicen que esto era un cazadero tremendo que frecuentaba la gente de la zona. Ahora trascurrido el tiempo, los animales se han ido acostumbrado a la nueva situación. En los dos días que estuve por allí pude ver un buen número de frailecillos (Saimiri sciureus), unos monos pequeñijos y con carilla de buena gente. No pensé que fuera a verlos tan bien, pero sí, entre otras cosas porque van en grupos muy numerosos, a veces incluso de hasta cuarenta ejemplares y ahí van dando bastante bulla por el arbolado. Son curiosos, ágiles y desde la canoa vimos en numerosas ocasiones como se tiraban en plan “suicida” de hasta 5-6 metros de un árbol a otro para cruzar el río.

sábado, 21 de mayo de 2011

Perú 27 (2011) Aguajales-Renacales en Tingana


Gran renaco con mirador y todo. Foto: César Aguilar
Como ya comenté Tingana es una concesión para conservación que lleva una asociación de gente local. En realidad el espacio natural se llama “Aguajales-Renacales del Alto Mayo” y Tingana es el lugar donde hay uso turístico en torno al río Avisado. Lo realmente interesante es que es la propia gente que vivía allí  y que antes cazaban y deforestaba para sus chacras la que ahora gestiona las visitas. Han dado la “vuelta a la tortilla” y de este modo sacan un complemento a sus actividades agropecuarias protegiendo una amplia zona pública que colinda con sus chacras. Los guías conocen bien la fauna, ya que ven un interés directo en aprender y en que la gente quede contenta en su visita. Además se nota, y mucho, la formación que les han estado dando la gente del Proyecto Mono Tocón, entre ellos Julio. Es raro sino que un guía local te diga el nombre científico de un ave, y eso se agradece con el lio que te haces con los nombres comunes y en ingles de la guía, aunque también es útil manejarlos.


miércoles, 11 de mayo de 2011

Perú 26 (2011) Waqanki, sobredosis de colibríes

Lophornis delattrei Foto: César Aguilar
Después de salir de La Esperanza me dirigí a Moyobamba, donde está la gente de la otra asociación con la que colaboramos en Pucunucho, los del Proyecto Mono Tocón. Quería visitar un lugar que me comentó Julio que era bueno para ver aves, el sitio se llama Tingana y han estado apoyándoles con capacitación. Aquello lo gestiona una asociación local y tienen ese área en régimen de "Concesión para Conservación" que es como una cesión del estado peruano que es el propietario. El caso es que había que hacer las reservas con antelación y tenía tiempo para visitar algo más antes de ir a Tingana. Me recomendó el orquidiario Waqanki. En realidad el sitio viene funcionando desde hace ya un tiempo con las plantas de la zona, pero ahora han hecho una ampliación y tienen como novedad bebederos para colibríes.
 

lunes, 9 de mayo de 2011

Perú 25 (2011) Divulgación, participación y ecos de sociedad

Sesión de cine en La Esperanza. C. Aguilar
El tiempo que he pasado con NPC en La Esperanza ha dado para más que para ver aves, censar primates o preparar formación para los guardaparques del Alto Mayo. Aquí hemos estado cuatro voluntarios y cada uno se ha ido “especializando” en algo, pero en general hemos participados de otras tareas de apoyo a la comunidad. Los primeros días Josie y yo nos vimos formando parte de un jurado en la escuela de la cercana localidad de Buenos Aires, en un concurso de dibujo ecológico. Nosotros allí decidiendo a quien dábamos los premios fue muy gracioso, con los chavales mirando de soslayo desde el patio por las ventanas, y luego el “veredicto” con chavales formados en el patio y un breve discurso de los “señores del jurado”… ¡total!, me veía yo como el jurado de “Menudas Estrellas” o algún programa de talentos infantiles así. 


miércoles, 4 de mayo de 2011

Perú 24 (2011) La Pitaya, petroglifos y sarcófagos 2

Primeros tres sarcófagos antropomorfos. C. Aguilar
Acercándome al cortado de arenisca donde el hombre me dijo que había sarcófagos di con los primeros mirando a prismático, eran tres tumbas antropomorfas en mitad del abismo. ¡Joder!, si ese era el sitio que me había dicho de acceder voy listo, allí no sube ni Juanito Ordiazabal. Pero bueno al menos los estaba viendo, que ya era emocionante pero había que buscar en otra parte del cortado ya que el hombre me dijo que no eran allí sino en otro escarpe. Quizá se equivocara y hablara de oídas y realmente eran esos que yo veía. El caso es que no encontraba más sarcófagos en el cortado y empezaba a inquietarme porque allí no habría manera se subir. Lo que sí encontré mirando con los prismáticos fueron unas pinturas rupestres como de una cabeza pintada en rojo toda “marciana” en una visera de roca.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...