martes, 18 de enero de 2011

Bielorrusia 5 (2010) Tras el rastro del lobo

Rastro de lobo. Foto: J. A. González
Vadim es especialista en el estudios de carnívoros pero especialmente en los del lobo. A lo largo del año realiza numerosos recorridos para conocer su distribución, ya que éstos andan mucho por pistas y senderos del bosque. El lobo presenta grandes territorios y dedica gran parte de su tiempo a desplazarse por él. Así, tanto en invierno con nieve como el resto del año con los suelos arenosos, es posible “seguirles la pista” a base de caminar y caminar. A mediados de mayo, cuando comienzan a criar, Vadim se dedica a buscar las madrigueras y realmente da con ellas, aunque a nosotros eso nos parece como buscar una aguja en un pajar. A lo largo de esos días vimos todo tipo de rastros: huellas, excrementos, restos de depredación o escarbaduras que utilizan como marcajes.




 



Madriguera de lobo vieja. Foto: César Aguilar
Las fechas en las que estamos son tempranas para la búsqueda de madrigueras, pero en distintos recorridos visitamos algunos territorios de años anteriores. A veces excavan estas madrigueras en los pocos montículos del terreno que hay aquí, como sucede en las acumulaciones de tierra de explotaciones de turba. Otras veces son solo un agujero profundo a ras de suelo como uno que visitamos del año anterior. En la elección de estos sitios parece que influye mucho el evitar el impacto de los mosquitos sobre los cachorros. Ya desde mediados de mayo la explosión de mosquitos es tal, que a veces tienen que cambiar varias veces de sitio a toda la camada. Ver en este hábitat a los lobos tiene su dificultad, ya que no hay lugares con amplia visibilidad para hacer las esperas. Por otra parte somos muchos y el lobo tiene buen olfato como para detectarnos más fácilmente estando juntos.


Lobo (Canis lupus) observado.  Jose A. González
Son varias las esperas que dedicamos a la especie, tratando de verlos aparecer en una pista en la que encontramos muchos rastros y que estaba cerca de un lugar de reunión de un grupo. Al final solo dos del grupo, Jose y Manolo, lograron ver un ejemplar y bastante bien pues les pasó por la propia pista cuando ellos estaba ocultos en su margen. El resto que estábamos en los otros tramos no tuvimos tanta suerte, ni ese día ni los otros. Tampoco fue poca cosa lo que contaron ellos y Javier y Oscar cuando durmieron allí una noche. No llegaron a verlos pero estuvieron oyendo muy de cerca aullidos y ruidos de persecuciones durante parte de la noche. Yo aquel día estaba “doblado” de tanto madrugón y volví a dormir a las casas de la estación para regresar a la espera del amanecer, así que tuve que oírles contar la historia con la resignación del que sabe que se ha perdido algo alucinante.


Corzo al amanecer. Foto: Jose A. González
En estos bosques llenos de ungulados y con la especie gestionada como cinegética, los lobos mantienen un número de manadas, que según Vadim es de unos ochenta y tantos ejemplares en unas 10-12 manadas. Sin embargo lo que nos deja alucinados es lo que nos cuenta del área próxima a Chernobil, la del desastre nuclear de los ochenta. La parte colindante con esa zona de Ucrania fue desalojada de gente hace casi tres décadas, pero de vez en cuando entran investigadores. Allí habrá radioactividad a raudales, pero aun con todas las malformaciones que produzca, sin la presión de la gente las poblaciones ungulados se han incrementado hasta las tasas que permite el medio y con solo los lobos como depredador natural. Según contaba aquello estaba como un “Serengueti” por la cantidad de alces, corzos, ciervos y otros ungulados, algo que permitía imaginar como fue Europa antes de que nuestra especie transformara el medio. En comparación con el bosque en el que ahora estábamos, para la misma superficie, él había calculado una población de lobos de nada menos que el triple, unos 250 ejemplares. ¡Pena de radioactividad!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...