viernes, 28 de diciembre de 2012

Sri Lanka 9 (2012) Templo del diente en Kandy y elefantes en Pinnawela


Templo del diente de Buda en Kandy. C. Aguilar
Después de ya una semana por Sri Lanka empezaron algunas de las visitas culturales que tanto gancho tienen en el turismo del país. En Kandy se encuentra uno de los templos budistas de mayor importancia de esa religión. Es el que llaman templo del diente, en referencia al diente de buda que se custodia ahí. En todas las religiones es parecido, siempre hay que tener un despojo de un santo o similar al que venerar, ya sea el brazo incorrupto de Sta Teresa o el diente de Buda, las personas somos parecidas en todos los lugares. Y eso que el budismo es más una corriente filosófica que una religión en sí misma, todo lo contrario del hinduismo. Pero en el caso del budismo esto es una excepción más que una norma, de ahí la importancia de este templo. 


viernes, 21 de diciembre de 2012

Sri Lanka 8 (2012) Tren por las tierras altas a Kandy

Bosque seco entre Tissa y Ella. Foto: César Aguilar
Desde Tissamaharama cruzamos la parte de central de la isla en dos días para llegar a Kandy con escala en la localidad de Ella, en las estribaciones de las montañas. Entre Tissa y Ella, la carretera atraviesa una esquina del parque nacional Yala y en un par de vaguadas la señalización indica que tengas cuidado con el paso de elefantes, ¡el parque no está vallado!. Luego, poco a poco el paisaje de bosque seco se va encaramando a las colinas, ya no es ningún espacio protegido ni nada por el estilo pero el paisaje es igual de espectacular. Desde la ventanilla del propio autobús llego a ver un grupo de langures muy numeroso. En un par de barrancos se dejan ver grandes cascadas como velos de novias y es que nos aproximamos a las mesetas del centro de la isla donde hay lluvia y nubosidad más constante.


viernes, 14 de diciembre de 2012

Sri Lanka 7 (2012) Yala 3, Pavos reales y gallos

Pavo real común (Pavo cristatus). César Aguilar
Dos de las aves que más me ha sorprendido ver en Sri Lanka, y que se ven muy bien y son abundantes en Yala, han sido los pavos reales y los gallos. Asociamos los pavos reales con aves exóticas y estamos acostumbrados a verlas como decorativas, pocas veces pensamos en cual es su lugar de origen en libertad. Al menos es lo que me pasaba a mí. La especie que podemos ver en jardines de Europa es propia de la India y Sri Lanka y es el pavo real común (Pavo cristatus). El primero que pude ver en el país me dejó descolocado y no fue en Yala, sino en un borde de bosque en un trayecto en transporte público. Y es que la especie está ampliamente distribuida por la isla, aunque solo se muestra confiada en parques nacionales como el de Yala.


domingo, 9 de diciembre de 2012

Sri Lanka 6 (2012) Yala 2, Elefantes y cocodrilos

Elefante asiático (Elephas maximus). C. Aguilar
Yala es un buen lugar para ver elefantes en libertad y algunos de ellos vimos en los recorridos por el parque buscando al leopardo. Los elefantes necesitan bastante territorio y no es fácil su convivencia con el crecimiento de las poblaciones humanas y la agricultura. Es por ello que el elefante asiático (Elephas maximus) tuvo una distribución mucho más amplia que la que mantiene hoy en día en Asia. Hace unos 6.000 años iba desde las riberas del Tigris-Eufrate por el oeste, hasta China por el este. Hoy ya solo permanece de forma discontinua en 13 países, entre ellos Sri Lanka, que está considerado como uno de los mejores lugares de Asia para ver la especie en libertad y eso a pesar de ser una isla.


jueves, 29 de noviembre de 2012

Sri Lanka 5 (2012) Yala 1, el territorio del leopardo

El Parque Nacional de Yala constituye otra de las paradas importantes en un recorrido de naturaleza por Sri Lanka. Aunque veníamos de la costa suroeste que en julio estaba bajo la influencia del monzón, en Yala pasamos de repente a los caminos polvorientos y al pasto agostado de una de las zonas secas del país. En la cercana localidad de Tissamaharma, la que da acceso al parque, los verdes campos de arroz y la humedad ambiental de antiguas lagunas y sistemas de irrigación no hacía presagiar el paisaje de Yala. Tiene algo de paisaje africano, aunque con un matorral muy denso y grandes árboles. Aunque el relieve es mayoritariamente llano, de vez en cuando se elevan moles rocosas de materiales metamórficos en forma de grandes bolos y “panes de azúcar”, la forma que dan esos materiales bajo climas tropicales.





viernes, 23 de noviembre de 2012

Sri Lanka 4 (2012) Los bosques lluviosos de Sinharaja


Bosque lluvios en Sinharaja. Foto: C. Aguilar
El bosque lluvioso de zonas bajas en Sri Lanka es uno de los ecosistemas en la isla que más se ha reducido históricamente al competir con las mejores zonas para asentamientos humanos. Solo hay condiciones para su desarrollo en el suroeste pero allí en zonas llanas y pequeñas colinas han sido reemplazado por cultivos de arroz, plantaciones de palmeras y frutas tropicales, aunque todo en un paisaje de bosques secundarios exhuberantes. A día de hoy solo queda un 3% de ese tipo de bosque primario y aunque se llame de zonas bajas lo que ahora se conserva está sobretodo en torno a colinas de unos 1000 metros de altitud. El lugar que conserva mayor extensión de ese hábitat es la reserva de Sinharaja a un par de horas de Galle.



viernes, 16 de noviembre de 2012

Sri Lanka 3 (2012) Galle, la herencia colonial

Mezquita y faro en Galle. Foto: C. Aguilar
La fortificación de Galle es una joya arquitectónica en esta costa de arenales y palmeras con localidades que tanto sufrieron el Tsunami del 2004. Las gruesas murallas que defienden la pequeña península en que se asienta la parte vieja , la permitieron resistir mejor el golpe del mar en aquella ocasión. Gracias a ello hoy podemos seguir disfrutando del microcosmos que contiene, con variopintos edificios coloniales herencia de su pasado primero holandés y luego británico. Aún no hay tanto turismo como para que haya perdido su esencia y para mí ha sido toda una sorpresa. La UNESCO la tiene en su lista de lugares Patrimonio de la Humanidad. 



lunes, 12 de noviembre de 2012

Sri Lanka 2 (2012) Hikkaduwa, playas del Índico

La mayor parte de costa de la isla son planicies arboladas con palmeras de cocos que llegan hasta la misma arena de la playa y algunos pequeños humedales. Entre Colombo y Galle, en la parte occidental y sur del país se encuentran la mayoría de las mejores playas donde se concentra parte del turismo. Nosotros nos desplazamos en tren hasta Hikaduwa a descansar un par de días nada más aterrizar del vuelo para hacer más llevadero el jet lag. En esas fechas la costa estaba expuesta a la influencia del monzón así que no era su mejor época, y aunque el tiempo era muy soleado y sin lluvias, se notaba el monzón por el fuerte oleaje del mar. En nuestro otoño-invierno el paisaje marino de allí cambia, las aguas se calman y se vuelven un lugar ideal para el buceo y el snorkel en los arrecifes de coral. También en esa época son costas para ver cetáceos como cachalotes o ballenas azules y hasta cinco especies de tortugas acuden a esas playas a hacer sus puestas. Yo pensaba que al ir en verano no tenía ninguna posibilidad de ver tortugas, pero los dos días en Hikkaduwa hubo un sitio de fuerte oleaje donde con algo de paciencia se dejaba ver una gran tortuga.

Sri Lanka 1 (2012) La lágrima forestal de la India

¡Ojito con la señal! Foto: César Mª Aguilar
Durante quince días de julio del 2012, Iratxe y yo viajamos por un país del que hasta ese momento apenas tenía referencias. La antigua Ceilán, conocida por sus exportaciones de té y más recientemente por la guerrilla de los “tigres tamiles”, era una desconocida para mí. Afortunadamente la violencia terminó hace unos pocos años y ahora se ha abierto una nueva época en el turismo en ese país tras más de 20 años de conflicto armado. También quedó atrás el impacto del Tsunami del 2004 que afectó a sus costas con gran intensidad. El interés por este destino surgió más bien por casualidad, tras leer una reseña de un viaje por él con el elefante asiático como principal atractivo.Y es que dicen que se trata del mejor sitio del mundo para ver esa especie en libertad.


jueves, 25 de octubre de 2012

Naturaleza de Sri Lanka en Radio Euskadi

Bosque tropical seco en Sigiriya. Foto: I.González
De regreso del viaje por Sri Lanka del pasado mes de junio de 2012, tuve un rato para hablar de algunos atractivos naturales del país en el programa "La Casa de la Palabra" de Roge Blasco. El programa es un sitio único para oír otras voces, se emite de lunes a viernes de 21:00-22:00 h en Radio Euskadi  y nada menos que desde 1997. Por él pasa todo tipo de gente relacionada con los viajes, la montaña, la literatura, la ecología, la etnografía, los movimientos sociales, el indigenismo, otras culturas y un sinfín de temas interesantes. Todo aquello que en los contenidos de otros programas de radio podría ser pintoresco o anecdótico, en el de Roge es lo principal.


viernes, 19 de octubre de 2012

Trás-os-Montes, un viaje portugués (Libro)

Trás-os-Montes, un viaje portugués
Julio Llamazares
ISBN: 84-204-8190-4

Este libro del leonés Julio Llamazares puede parecer poca cosa, no más de cinco días recorriendo en coche algunas de la poblaciones de la región de Tras-os Montes de Portugal. Nada excepcional. Sin embargo en su dejarse caer aquí y allá sin muchas expectativas, va trazando un relato de un observador atento que recoge la vida y la ausencia de ella en muchas las poblaciones de esa dura y pobre tierra de emigrantes. Llamazares relata el viaje en la forma clásica del narrador que describe al viajero de forma distante, tal como hacía el
portugués y Nóbel de literatura José Saramago o el mismo José Antonio Labordeta. Con ellos comparte ese humanismo que se deja ver en su narración y en el que une paisaje y paisanaje de la comarca. Por el libro desfilan poblaciones como Braganca, Vila Real o Miranda do Douro junto con todos aquellos pueblos olvidados a los que llega según su intuición en a lo largo del recorrido. 


viernes, 12 de octubre de 2012

Arribes del Duero 4 (2012) Paisaje rural

Muros de mampostería. Foto: César Aguilar
Otra de las cosas que me gusta de los Arribes es la cantidad de construcciones tradicionales que hay dispersas en la zona. El minifundio en que se ha explotado la comarca ha dejado, ya lo he comentado, gran cantidad de cerramientos y muros de piedra. En estos pueblos se puede ver bien la estructura tradicional que debieron tener muchos otros pueblos antes de que las concentraciones parcelarias homogeneizaran los paisajes. Un mosaico de gran interés etnográfico y natural. Para construir los muros y tapiales aprovechaban la forma en lajas de las piedras de granítico que aparecen en la zona. Así, iban colocando esas rocas verticales formado lienzos cuyos espacios cerraban con piedras más pequeñas.


sábado, 6 de octubre de 2012

Arribes del Duero 3 (2012) Charcas y solanas

Gallipato (Pleurodeles waltl). C. Aguilar
En esta parte de la Península habita una especie de anfibio que hacía mucho tiempo que no veía. Se trata del gallipato (Pleurodeles waltl) que con su raro aspecto no deja de ser una salamandra. Los encontramos en una charca usada como abrevadero para el ganado sin apenas vegetación, la típica con poco más que ranas comunes (Pelophylax perezi). El gallipato tiene un sistema de defensa atípico, tiene dispuestas las puntas de las costillas contra una serie de glándulas laterales de color rojizo. Supuestamente, cuando se sienten amenazados, rompen esas glándulas con las puntas de las costillas que se impregnan de sustancias tóxicas, poniendo dificultades a un depredador que quiera engullirlo.


viernes, 28 de septiembre de 2012

Arribes del Duero 2 (2012) Matorrales floridos y orquídeas

Minifundio mediterráneo. Foto: C. Aguilar
En los pueblos en torno a los arribes sayagueses el paisaje es sobretodo de vocación ganadera, al menos en la parte más cercana al Duero. El bosque fue aclarado para obtener pastos y se crearon multitud de pequeñas parcelas para el cultivo de centeno rodeadas por muros de piedra. Alrededor uno puede ver árboles como encinas (Quercus rotundifolia), fresnos (Fraxinus angustifolia) arces (Acer monpessulanum), olmos (Ulmus minor) y rebollos (Quercus pyrenaica). Parte de aquel minifundio de centeno sigue hoy en día cultivándose pero ya ligado al consumo que cabras y ovejas hacen de él. El declive rural ha hecho que muchos de los pastizales abiertos antiguamente estén colonizándose por matorrales. 


sábado, 22 de septiembre de 2012

Arribes del Duero 1 (2012) Cortados graníticos junto al río

Vista de los arribes del Duero. Foto: C. Aguilar
Hacía ya once años que no regresaba por los Arribes del Duero de Zamora y recuerdo que las dos veces anteriores fue coincidiendo con la primavera. En esta ocasión ha sido nuevamente en la misma época, a mediados del pasado mes de mayo, un momento en que la naturaleza de Sayago está en todo su esplendor. En aquellas ocasiones la zona aún no era un espacio natural protegido como lo es hoy, donde más de un centenar de kilómetros del río Duero en la frontera con Portugal dan lugar al Parque Natural de los Arribes del Duero que se extiende por las provincias de Salamanca y Zamora. Eso al lado español, al otro lado de la frontera está su equivalente portugués el Parque Nacional del Douro Internacional.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Sudamérica: crónica de un viaje en bicicleta (Libro)

Sudamérica: crónica de un viaje en bicicleta
Jesús López de Dicastillo Gorricho
 
Editorial Láser. Pamplona. 1985
ISBN 84-86136-10-5



Por fin conseguí este libro de Jesús, el primero que escribió de su periplo ciclista por Sudamérica. Lo encontré en segunda mano en internet y lo devoré con avidez el verano pasado. En realidad no es un viaje cicloturista al uso, entre otras cosas porque se desarrolla a principios de los años ochenta cuando apenas se habían popularizado los viajes en bici como en la actualidad. Basta señalar que para transportar los bultos, tienda y demás, los llevaban sujetos en la parrilla trasera y algunos más en una cesta delantera, parece que a nadie se la había ocurrido aún poner alforjas a la bici, lo más básico para un viaje en bicicleta hoy en día. Pero no solo es peculiar el viaje por la “técnica”, también por las motivaciones personales. Este no es un viaje de placer, es una huída personal recorriendo Sudamérica escapando de esquizofrenias y fantasmas personales como la angustia que siente en una Europa deshumanizada donde cuenta más tener que ser y todo se reduce al consumo. Jesús da un respiro a su espíritu y se deja curtir en un recorrido que comienza en México y termina en Brasil tras realizar 30.000 kilómetros, 600 días de viaje y haber atravesado 16 naciones. Como compañero de viaje va con él otro navarro, también Jesús y de Cintrúenigo, que se apunta rápidamente a ese vagabundeo por Centroamérica y Sudamérica.


sábado, 8 de septiembre de 2012

Grecia 11 (2009) Adriático y final en Venecia

Como una ciudad imaginaria de Italo Calvino
No habíamos previsto terminar el viaje en Venecia, pero una vez hecho el recorrido por Grecia había que tomar un ferry a Italia para regresar otra vez a casa. Toño y Ángela, los amigos navegantes que habíamos estado visitando en su velero nos sugirieron esta opción. Como hay bastantes furgonetas y caravanas que van y vienen entre Italia y Grecia te dejan meter el vehículo y dormir dentro de él en la bodega del barco sin que tengas que pagar el camarote, que en realidad es lo que más encarece los ferrys. Así que recorrimos el Adriático de punta a punta durante todo un día y una noche para acabar en Venecia como punto de entrada a Italia. En el Adriático pude ver cetáceos como grupos de delfines listados (Stenella coeruleoalba) y calderones (Globicephala melas).


sábado, 1 de septiembre de 2012

Grecia 10 (2009) Astraka, lago Dracolimni y Aoos

Astraka y lago Drakolimni. Foto: César Aguilar
El monte más alto de la zona es el Astraka con 2478 metros y se alza sobre varios lagos alpinos que en junio aún conservaban algo de nieve. Toda la zona forma parte del Parque Nacional Vikos-Aoos. En un collado a casi dos mil metros existe un refugio con el nombre del pico, desde el que  se tienen buenas vistas de la zona y que permite visitar desde allí el que llaman lago Drakolimni. La subida de 1000 de desnivel desde Micro Papingo es un poco fuerte pero merece la pena. Poco a poco vas dejando las frondosas del valle para pasar a los prados subalpinos de montaña. En la subida pudimos cruzarnos con un gran rebaño de ovejas trashumantes y una familia entera que iba a los puertos altos a pasar el verano.


sábado, 25 de agosto de 2012

Grecia 9 (2009) Luciérnagas y ranas griegas


Bosques y cortados en Micro Papingo. César Aguilar
Cuando visitas espacios naturales dormir en la furgoneta tiene un encanto especial. Todo el día estás en contacto con la naturaleza, desayunas, comes, duermes y, de vez cuando, al salir a media noche a “cambiar el agua al canario” te llevas sorpresas agradables. A veces son cantos de aves nocturnas y otras un espectáculo de luces voladoras fosforitas. Eso fue lo que nos encontramos todas las noches desde el primer día en la Zagoría, luciernágas a montones. De pequeños solíamos ver más a estos bichos en el campo, pero ahora con la intensificación agrícola y tanto abuso de pesticidas se han vuelto raras. El caso es que la abundancia que había en junio allí hacía tiempo que no la veía por La Rioja.


sábado, 18 de agosto de 2012

Grecia 8 (2009) Zagoria y Garganta de Vikos

Monodendhri. Foto: César Aguilar
Al noroeste de Grecia está la región de Zagoría que es uno de los ramales montañosos de los Balcanes. A mi me recuerda al Pirineo del Alto Aragón, aunque las cumbres más altas no superan los 2500 metros. Los pueblos están muy bien conservados y sus construcciones son de piedra caliza con tejados de lajas de piedra. Aún así, como otras regiones montañosas de Europa, ésta también sufrió una fuerte despoblación hace décadas y ahora parece que el turismo es la que le está devolviendo su fisonomía. Se ven muchas construcciones y empedrados recuperados con bastante respeto por las formas tradicionales. El patrimonio que tienen es muy interesante, con caminos empedrados, espectaculares puentes de piedra y muchas ermitas e iglesias ortodoxas.


sábado, 11 de agosto de 2012

Grecia 7 (2009) Naturaleza en Meteora

Amanece en Meteora, luz irreal. Foto: C. Aguilar
El laberinto de formaciones rocosas de Meteora está inmerso en un bosque frondoso y húmedo de una especie bien curiosa, los plátanos de sombra (Platanus orientalis). Esta especie es un pariente de los árboles que plantamos en parques y jardines en España y que llamamos igual pero que en jardinería son la especie Platanus occidentalis o híbridos de ambas especies. Andando entre los cortados de Meteora también pudimos ver una pareja de alimoches (Neophron percnopterus) y otra de cigüeñas negras (Ciconia nigra). Parece raro no ver ni un buitre con tanto cortado como hay, pero es que en Grecia es una especie bastante escasa. En la Península Ibérica nos hemos acostumbrado a su abundancia y es ciertamente un lujo que ya quisieran para sí otras muchas regiones.

sábado, 4 de agosto de 2012

Grecia 6 (2009) Monasterios de Meteora

Monasterio de Rousanau. Foto: Cesar Mª Aguilar
La siguiente parada del viaje fue Meteora una zona que parece sacada de la imaginación de un ilustrador de cuentos. Allí, en las cimas de torreones de roca encuentras monasterios ortodoxos aislados del mundanal ruido. A los monasterios se accedía en su día con escalas y poleas, pero los que ahora quedan  tienen escaleras talladas en la roca y funiculares para subir las cargas. Hoy en día quedan seis en activo pero llegaron a superar la veintena desde que en el siglo XI los ermitaños comenzaran a refugiarse ahí de las invasiones turcas. Acceder a alguno de ellos es alucinante, nosotros visitamos el de Agias Triodos al que se subía por una escalera tallada en la roca.


domingo, 29 de julio de 2012

Grecia 5 (2009) El Oráculo de Delfos y los Montes Parnassos


Olivares y montañas en Delfos. Foto: César Aguilar
Saliendo del Cabo Sunión el viaje se alejó de la influencia directa del mar y nos dirigimos al noroeste del país hacia las montañas del interior. La primera parada fue el Oráculo de Delfos. Este yacimiento se encuentra en una ladera entre montañas y en su día fue algo así como “El Vaticano” de los griegos. Un emporio de templos donde la gente iba a preguntar a sus dioses sobre cualquier cosa de su vida, ya que al parecer hablaban allí a través de unas sacerdotisas. Por muy exótico que nos parezca, un par de milenios después poco hemos avanzado. Aún hoy seguimos preguntando a otros “oráculos” o dejamos que otros decidan y nos digan lo que hemos de hacer. Que cada uno ponga nombre a esos oráculos: pitonisas televisivas de 902, Benedicto XVI, horóscopos, Lourdes, … en fin.


domingo, 22 de julio de 2012

Grecia 4 (2009) Atenas y el Cabo Sunion

La Acrópolis al anochecer. Foto: C. Aguilar
Atenas, salvo por la Acrópolis, sus museos y la parte vieja, es en general una ciudad fea, caótica y con un aire muy contaminado. Dejamos la furgoneta aparcada dos días y cuando nos marchamos ya tenía una capa de contaminación sedimentada que no había visto en ninguna otra ciudad. Aún así, la Acrópolis hay que conocerla, es uno de esos sitios que aparte de por las ruinas en sí, el emplazamiento forma parte del encanto. Llegando por la carretera es una emoción ver sobre el magma urbano de Atenas un cerro rocoso con el Partenón arriba. Si hoy en día aún nos causa sorpresa, en su época y para aquellas gentes tenía que ser algo impresionante.


lunes, 16 de julio de 2012

Grecia 3 (2009) El Peloponeso, cuna de la Grecia antigua

Anfiteatro de Epidauro. Foto: César Aguilar
En el entorno de Nauplio visitamos Epidauro, un yacimiento que alberga uno de los anfiteatros mejor conservados de la época griega. El escenario y el enorme graderío sobrecogen por sus dimensiones y por su acústica perfecta. Está ubicado en lo que fue un centro de culto al dios sanador Asclepio, aunque del resto del yacimiento apenas queda nada en pie. Casi todo lo interesante está ahora en un museo muy básico, más almacén que otra cosa. Allí me sorprendió ver la cantidad de estatuas de este dios que representaban con un bastón y una serpiente subiendo. Ahí está el origen del logotipo de las farmacias que viene a representar que los venenos, simbolizados en la serpiente, pueden ser también fuente de medicamentos y curación.


sábado, 7 de julio de 2012

Grecia 2 (2009) Paisajes y mar en el Peloponeso

Nauplio y sus buganvillas. Foto: César Aguilar
Cuando ves el Peloponeso en un mapa y tantos yacimientos interesantes te entran las ganas de visitar un buen número de ellos. Sin embargo las distancias engañan, la península es una continua sucesión de montañas de no mucha altura pero que cuesta recorrer. Carreteras estrechas, puertos continuos y los griegos con su conducción suicida te hacen desistir de grandes desplazamientos. Después de la paliza del viaje decidimos centrarnos solo en una pequeña zona, la de Nauplio la antigua capital de Grecia. A pesar de su pasado no deja de ser poco más que un pueblecito con mucho encanto, al menos la parte vieja que se visita. Está toda rebosante de buganvillas y se sitúa a la sombra de varias fortificaciones venecianas. En los alrededores hay dos yacimientos importantes que queríamos visitar y que no nos defraudaron, el de Epidauro con su colosal anfiteatro y la fortificación de Micenas.

domingo, 1 de julio de 2012

Grecia 1 (2009) Por tierra, mar y aire



Ruta del viaje de ida y vuelta a Grecia
En mayo y junio de 2009 hicimos Iratxe y yo un viaje de tres semanas para recorrer parte de Grecia. Habíamos pensado en diferentes formas de visitar el país, pero ir con nuestra furgoneta pesaba más que las otras opciones. Para llegar por tierra hay que dedicar varios días en ir y volver, pero aún así una vez allí nos compensa por la libertad de movimientos que proporciona y que tanto nos gusta. Además no habíamos vuelto ha realizar un viaje largo en furgoneta desde el 2005 cuando visitamos Rumania y es una forma de viajar que nos encanta. Hubo muchas horas de conducción atravesando Francia e Italia siguiendo la vía La Junquera-Marsella-Génova por una costa que discurre por acantilados de vértigo sobre el mar y que se recorre por autovías con continuos túneles y viaductos.


domingo, 24 de junio de 2012

Concentración de alcotanes en Santurde

Alcotán (Falco subbuteo). Foto: C. Aguilar
No por conocido resulta menos curioso. Estoy acostumbrado a ver alcotanes de uno en uno o como mucho algunas parejas criando en algún chopo o almendro del valle del Ebro, no son escasos en La Rioja pero sí localizados. Sin embargo ver una concentración numerosa es más raro, aunque desde hace algún tiempo es habitual en una zona del valle del Oja. Las fechas son predecibles y el lugar también, así que es un espectáculo ver tanto bicho junto. Sebastián Lara que trabaja de guarda forestal en Ezcaray dice que los ve todos los años pero los demás ornitólogos de la región no habíamos oído hablar de ello hasta el año pasado. En aquella ocasión la gente del centro de recuperación de fauna La Fombera, Javier, Ignacio y Sandra se llevaron una buena sorpresa.

sábado, 16 de junio de 2012

Orquídeas en el Parque San Miguel 2

Abejera (Ophrys riojana) Foto: César MªAguilar
Al cabo de los días aparecieron hasta cuatro especies de abejeras. Además de las tres comentadas (O. sphegodes, O. speculum y O. apifera), pudimos ver una de gran interés por su distribución restringida. Se trataba de Ophrys riojana, una especie descrita en 1999 por un botánico local. La taxonomía del grupo de orquídeas al que pertenece esta última especie parece que es un tanto compleja y dado que son frecuentes los híbridos, es un taxón aceptado por muchos autores y discutido por otros. Aún así se la tiene por un endemismo del norte de la Península Ibérica solo citado en Cantabria, Burgos, La Rioja, Álava, Navarra y Aragón. En esta última comunidad incluso está incluida en el catalogo de especies amenazadas.

sábado, 9 de junio de 2012

Orquídeas en el Parque San Miguel 1

Abejera (Ophrys speculum). Foto: Ricardo Zaldívar
No hace falta irse muy lejos para disfrutar la naturaleza, los paisajes exóticos y las especies nuevas son eso, salidas de la rutina que nos hacen despertar la curiosidad en el tiempo de ocio. Pero esa curiosidad naturalista no puede quedarse dormida entre salida y salida o entre viaje y viaje, así que no está de más ir practicando y dejándose sorprender por lo más cercano, lo rutinario, lo de todos los días, donde también hay cosas por “descubrir”. Esto viene al caso porque hace unas semanas, la primera de quincena de mayo, pudimos comprobar como en el rutinario recorrido de media mañana de la oficina de Tragsa de Logroño a la cafetería donde solemos ir a desayunar había algo especial.

domingo, 3 de junio de 2012

Lanzarote 7 (2011) Un poco de mar Atlántico


Gobio (Mauligobius maderensis) C. Aguilar
Hace un par de años estuve buceando en Gran Canaria y me gustó tanto que esta vez metí las gafas y las aletas en el equipaje para, al menos, hacer snorkel en sus aguas. Solo tuve ocasión en la playa del Papagayo en el sur, ya que otro día que lo intenté en la playa de las Conchas en La Graciosa el mar estaba muy agitado. En el Papagayo repetí muchas de las especies más comunes que ví en el buceo con equipo en Gran Canaria, aunque solo las de aguas más superficiales. Entre ellas algunas de las más características de las islas como la vieja (Sparisoma cretense) un pez loro muy abundante, la fula negra (Abudefduf luridus), una especie de pez payaso también común, y la gallinita (Canthigaster capistrata) un pez globo que dicen que se infla tragando agua para aumentar su tamaño cuando se siente amenazado.

domingo, 27 de mayo de 2012

Lanzarote 6 (2011) Lagartos, cuevas volcánicas y crustáceos endémicos

Lagarto de Haría (Gallotia atlantica) Foto C. Aguilar
En Lanzarote no hay serpientes ni anfibios autóctonos, solo un par de especies de reptiles: una salamanquesa (Tarentola angustimentalis) y un lagarto. En Canarias los lagartos que encontramos son otro ejemplo más de la radiación adaptativa de especies en islas. Al parecer los lagartos del género Gallotia de las Canarias tienen su origen en el norte de África y llegaron primero a las islas orientales como a esta de Lanzarote. A partir de ahí se produjo una colonización del resto de islas durante varios millones de años. El resultado que hoy vemos son 7 especies vivas de lagartos del género Gallotia distribuidos en las distintas islas. En Lanzarote está el Lagarto de Haría (Gallotia atlantica). Esta especie ocupa todos los hábitats posibles y es muy común de ver, aunque dicen que está ausente de los campos de lava de la última erupción en Timanfaya.

domingo, 20 de mayo de 2012

Lanzarote 5 (2011) Barranco de Malpaso

Iratxe al final del barranco de Malpaso. C. Aguilar
Un sito muy agradecido para conocer algo de la vegetación de los valles y barrancos del interior de la isla, es el Barranco de Malpaso al que se puede acceder desde Haría. Esta última localidad tiene además en su entorno un palmeral disperso de palmera canaria (Phoenix canariensis) muy pintoresco. También, no muy lejos está el volcán de la Corona que me quedé con ganas de visitar. Pero volviendo al valle de Malpaso, en él se suceden bancales tradicionales de cultivo, vegetación natural y algunos de los escasos pinos canarios (Pinus canariensis) que pueden verse en la isla. En realidad no son originarios de Lanzarote sino que fueron introducidos desde otras islas, pero a su amparo se ven con más facilidad algunas aves con querencia forestal que no tienen mucho hábitat en la isla.

viernes, 11 de mayo de 2012

Lanzarote 4 (2011) La isla de La Graciosa

Flores en La Graciosa al fondo Montaña Blanca.
El archipiélago de Chinijo es un conjunto de islas que se sitúan al norte de Lanzarote a poco más de 10 km de sus costas. De ellas La Graciosa es la más grande y la única accesible. Para llegar allí embarcamos en el puerto de Orzola dirección a Caleta del Sebo. Si albergaba alguna esperanza para hacer esnorkel en las playas de la isla, el fuerte oleaje que había al hacer el trayecto en barco ya me decía que ese día iba a ser imposible. Y no es que hiciera un día malo, pero aún con ambiente soleado el aire y el oleaje eran muy intensos, así que tuve que cargar durante todo el día con las gafas y aletas para nada. Las costas de la isla prometían pero... otra vez será.


jueves, 3 de mayo de 2012

Lanzarote 3 (2011) El risco de Famara

Risco de Famara orientado al oeste. César Aguilar
Cerca del Jable de Famara, en dirección a la Caleta, se puede ver un impresionante escarpado que da nombre a la zona, el risco de Famara. Se eleva a un lado de la playa y un recorrido por su base tiene un gran atractivo paisajístico, botánico y faunístico. Empezando por lo último allí pude ver un par de aves interesantes como el halcón tagarote (Falco peregrinoides) y la perdiz moruna (Alectoris barbara). Al parecer la situación de esa perdiz en Canarias no es muy clara y se duda si sus poblaciones son autóctonas o debidas a introducciones de principios del siglo XIX. En cualquier caso, aunque solo vi perdices en este sitio parece que está bien distribuida por toda la isla en lugares con hábitat adecuado.
 

jueves, 26 de abril de 2012

Lanzarote 2 (2011) El Jable de Famara

Paisaje estepario, al fondo risco de Famara. C Aguilar
En el norte de la isla hay una planicie con amplias extensiones de arenales y estepas semidesérticas que llaman el Jable de Famara. Hay tramos de dunas móviles junto a la playa de Caleta de Famara y suelos asentados y pastoreados más al interior. Es una de las zonas con menos influencia humana de la isla y a mi es el paisaje que más me recuerda a las estepas y desiertos marroquíes. En realidad África está ahí al lado a poco más de cien kilómetros, ya que Lanzarote es de las Islas Canarias la más próxima al continente. Uno de los arbustos que hacen paisaje y que me traen esas impresiones marroquíes es el que llaman “aulaga” en Canarias. Es un nombre importado de la Península Ibérica ya que a falta de verdaderas aulagas (Genista scorpius) este matorral pinchudo y con flores amarillas recibe el mismo nombre por analogía.


jueves, 19 de abril de 2012

Lanzarote 1 (2011) Volcanes dormidos


Cultivos en cenizas volcánicas. Foto: César Aguilar
Lanzarote es la isla de las Canarias más influida por la actividad volcánica reciente. Las últimas erupciones que modificaron su paisaje datan el siglo XVIII. Sin embargo, las erupciones de la isla del Hierro de octubre de 2011 le “quitaron” algo de ese protagonismo volcánico. De momento las del Hierro han sido solo subacuáticas y no han llegado a cambiar su fisonomía. En Lanzarote, por el contrario, las violentas erupciones se sucedieron durante años. La isla tiene por ello un paisaje duro, con rocas de variopintos colores, abundantes cenizas negras y campos de lavas que parecen salidos anteayer del subsuelo. 


jueves, 12 de abril de 2012

Sáhara, Guinea y Marruecos (Libro)

Sáhara, Guinea y Marruecos. Expediciones Africanas
Memorias de un biólogo heterodoxo. Tomo III


Jose A. Valverde
Editorial Quercus. Madrid 2004
ISBN 84-87610-13-7

Por fin me he puesto a leer alguno de los siete libros en que dejó recopiladas sus memorias Jose Antonio Valverde antes de su fallecimiento en 2003. Cada uno se puede leer de manera independiente y eso es lo que he hecho empezando por el que mayor interés me despertaba. Este que comento no es el primero en orden cronológico sino el tercero, pero es el más viajero y más atractivo para mí. Al que no conozca la figura de Valverde decir que fue uno de los pioneros en la zoología reciente en España, investigador inquieto, fundador de la Estación Biológica de Doñana, que trabajó con todo tipo de vertebrados dentro y fuera de España y que además contribuyó a la creación de la SEO (Sociedad Española de Ornitología) y la AHE (Asociación Herpetológica Española).


martes, 3 de abril de 2012

El río Ebro, naturaleza y cultura a golpe de remo 3

Azudes, molinos y centrales hidroeléctricas

Embarcadero molino de Fuenmayor. César Aguilar
Pero un trayecto por este río y sus riberas, es también un recorrido por un curso habitado y navegado desde antiguo. El Ebro no sólo tiene naturaleza, también está lleno de historias, como aquella del río navegable hasta el puerto de Varea que cuenta el cronista romano Plinio el Viejo. Barcas sencillas que, como señalan los historiadores, tenían solo las quillas y primeras cuadernas de madera y lo restante tejido con mimbres y cubierto de cueros. Esas embarcaciones de escaso calado permitirían librar más fácilmente los abundantes vados del río e iniciaron una época de comercio fluvial a través del Ebro. Tampoco deja indiferente saber que en el año 859 los vikingos lo remontaron con sus barcos hasta el río Aragón para después llegar por el Arga hasta Pamplona.

miércoles, 28 de marzo de 2012

El río Ebro, naturaleza y cultura a golpe de remo 2

Garzas, martinetes y martines pescadores
 

Martinete presente en primavera y verano. C Aguilar
El paisaje es importante pero la sensación que se tiene desde un kayak no sería la misma sin la fauna que habita la ribera. A unas especies se las oye, a otras se las ve y a algunas más sólo se las imagina con los indicios que dejan. De estas categorías son las aves las que proporcionan más satisfacciones, se las ve y se las oye sin problemas. En los meses estivales cualquier recorrido naturalista por el campo se convierte a partir de media mañana en un lucha contra el calor y la inactividad de la fauna. En pleno río nada de eso se cumple. Aún en las horas de mayor calor hay siempre vida que observar y en muchos de esos calurosos días es el mejor lugar donde encontrarse. A lo largo del Ebro se pueden observar durante el verano cinco especies de garzas con regularidad.

jueves, 22 de marzo de 2012

El río Ebro, naturaleza y cultura a golpe de remo 1

Las tres entradas con este título pertenecen a un artículo que publiqué en abril de 2011 en “Piedra de Rayo. Revista Riojana de Cultura Popular” en su número 37. El texto está tal y como apareció allí, en cuanto a las fotos están las del artículo más alguna adicional.


Sotos desde el kayak hinchable Foto: César Aguilar
No es que uno sea esa clase de gente que disfruta con el esfuerzo, ni siquiera me considero un deportista, pero ocurre que de forma más bien casual hace unos años me hice con un kayak y unas cuantas ilusiones en torno a las posibilidades que podía ofrecerme. Junto a unos amigos distribuidos en otras comunidades, adquirimos unos kayak hinchables con la idea de que algo así podría servirnos de excusa para viajar y hacer recorridos naturalistas por distintos ríos, un enfoque compartido y del todo alejado de lo deportivo. Enseguida los planes se abandonaron, los kayaks, aun recogidos, eran bastante voluminosos y poco prácticos para ese fin y todo se fue enfriando. Me vi con un kayak hinchable y sin mucha perspectiva de compañía, así que bien podía haber acabado cogiendo polvo en un trastero. No obstante, me eché al río que más a mano tenía, el Ebro, y lo que desde allí vi y sentí me enganchó de tal manera que con el paso del tiempo he ido encadenando un buen número de tramos del río a su paso por La Rioja y algunos más en las comunidades vecinas.

martes, 13 de marzo de 2012

Tierra de pinares 2 La peña del duro

Afloramiento rocoso peña del duro. Foto: C. Aguilar
Otro de los sitios que tenía ganas de visitar en la zona y que me llamó la atención cuando encontré información de él, era una curiosa roca con grabados que llaman la peña del duro. Tenía guardada la reseña del sitio desde hace tiempo y aproveche el fin de semana por la zona para acercarme a él. El lugar me ha parecido realmente curioso y “mágico”. Los grabados no son muy antiguos, poco más de un siglo los primeros,  pero tienen una historia peculiar detrás. Están situados en un afloramiento rocoso similar a los de las necrópolis que había estado viendo en los pinares. La comarca donde se encuentra la peña está colindante con Tierra de Pinares, aunque no es exactamente igual. El término municipal donde se sitúa es Cidones aunque para acceder a ellos es necesario acercarse por una pista que sale de Oteruelos.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Tierra de pinares 1 Cuyacabras y eremitorio cueva Andrés

Nichos inundados de Cuyacabras. Foto: C. Aguilar
El pasado mes de octubre me acerqué con unos amigos a la comarca de pinares que comparten las provincias de Burgos y Soria al sur de la Sierra de La Demanda y Urbión. Hace unos años, cuando estuve documentando unas inscripciones en la cumbre del pico Urbión, encontré información de unos cuantos lugares que juntaban naturaleza e historia y que hacían muy interesantes algunas visitas a la comarca. Entre la enorme extensión de pino silvestre (Pinus sylvestris) de la zona se encuentran diseminadas necrópolis, despoblados y restos arqueológicos que añaden encanto a un paseo por el bosque. En esta ocasión estuvimos visitando un par de necrópolis en el comunero de Revenga en Quintanar de la Sierra. La más espectacular de ellas es la de Cuyacabras.

jueves, 1 de marzo de 2012

De Amazonia a Patagonia (Libro)

De Amazonia a Patagonia.
Ecología de las regiones naturales de América del Sur
Ivan A. Sanchez
Lynx Edicions. 2011
ISBN 978-84-96553-82-8

Las pasadas navidades me hice con este libro que considero ¡enorme!. Hasta el momento no conocía ninguna monografía de este tipo que tratara todos los hábitats de Sudamérica de forma tan rigurosa y global. La organización de contenidos, la presentación y su afán enciclopédico pero sintético, lo hacen básico para cualquiera que quiera acercarse a esas tierras con la mirada un naturalista al viejo estilo, como Humboldt o Darwin, gente que se interesaba por todas las ramas de las ciencias naturales de los sitios que visitaba. Y es que para cada ecosistema abarca una visión global de su geología, fauna, flora, comunidades nativas y problemas de conservación. Con este amplio repertorio de temas siempre habrá quien buscando algo concreto de una zona que haya visitado, echará algo en falta. Sin embargo considero bastante bien lograda la idea de conjunto que aporta el libro. A parte de los dos ecosistemas que luce el título, la Amazonia y la Patagonia, Sudamérica alberga otros menos conocidos como las selvas del Chocó, la mata atlántica, el pantanal, el chaco, los ecosistemas del caribe sur, las sabanas de los llanos, el cerrado, la caatinga o la pampa entre otros

viernes, 24 de febrero de 2012

Francia 9 (2011) Flora y fauna marina en la Península de Crozón

Erizos irregulares arrastrados a la playa. C. Aguilar
La última escala en el recorrido por la Bretaña fue la región más occidental de Francia. Es la que más se adentra en el Atlántico y por ello, al igual que hacemos en España, también la llaman Finisterre. Allí visitamos un par de playas, la localidad de Morgat y el cabo Chevre, todo ello en la Península de Crozón. Después de unos días lluviosos salió el sol, subieron las temperaturas y nos acercamos a las playas. Una de ellas estaba bien para tomar el sol pero no para bañarse, pues todas las olas iban cargadas de “tropezones” de algas batidas como si se tratara de una sopa de verduras. Eso no era más que el subproducto de lo que el mar arrojaba a la playa. Con marea baja el arenal había quedado tapizado de conchas de varias especies de bivalvos, muchas algas y esqueletos de erizos de mar asimétricos.


sábado, 18 de febrero de 2012

Francia 8 (2011) Siete Islas y la costa del granito rosa

Especies nidificantes en la R.N. de las Siete Islas
Con el tiempo de perros que hacía aquel día, mucho dudaba de que el barco que iba a la Reserva Natural de las Siete Islas fuera a salir. Ese archipiélago de pequeñas islas alberga 12 especies de aves marinas nidificantes y en su conjunto más de 20.000 parejas. Después de echar un vistazo por las costas del Cabo Frehel y comprobar que ya era tarde para algunas colonias de marinas, tampoco confiaba en ver las imágenes que publicitaba la compañía de barcos. Pero que va, el barco estaba atiborrado de gente y las expectativas se cumplieron. La gente de allí parece que no se amedrenta de salir en pleno julio con mala mar y un día de perros.


sábado, 11 de febrero de 2012

Francia 7 (2011) El Cabo Frehel y los pescadores de Paimpol

Erica ciliaris Foto: César Aguilar
En la costa norte de la Bretaña, la que mira al Canal de la Mancha, aprovechamos el buen tiempo para visitar algunas poblaciones y el Cabo Frehel. Al igual que nos sucedió con otras zonas naturales costeras, estaba llenita de visitantes. La zona tiene un faro histórico y búnkers de la II Guerra Mundial dispersos. Pero lo mejor es el paisaje en rosa y amarillo de turberas y brezales que se extiende todo lo que alcanza la vista. En colores rosas estaban las flores de cuatro especies de brezos, Erica cinerea, Erica ciliaris, el brezo de turbera (Erica tetralix) y la brecina (Calluna vulgaris). Son especies que también se pueden encontrar en la Península Ibérica en hábitats norteños y paisajes cantábricos.


domingo, 5 de febrero de 2012

Francia 6 (2011) Mont Sant Michel

Vista del Mont Sant Michel Foto: Iratxe González
El Mont Sant Michel es quizá la imagen más emblemática de la Bretaña y por ello la más turística. Cuando se visitan sitios así hay que atenerse a las consecuencias de la masificación. Es necesario abstraerse en cierto modo de la avalancha de gente y ver lo que a uno le interesa, aún así, si se busca la tranquilidad y el reposo de la abadía, en pleno verano será difícil encontrarla. Uno de los atractivos principales para mí, es el paraje natural en el que se encuentra. El peñasco donde edificaron la abadía y la ciudad amurallada están en medio de una enorme bahía unida a tierra firme por un cordón dunar. A través de este último discurre la carretera de acceso. Con las mareas altas, pero solo en algunos momentos del año, la península pasa a ser una isla por algunas horas, al cubrirse la carretera y quedar toda rodeada de agua. En ello reside la singularidad del sitio.


miércoles, 1 de febrero de 2012

Francia 5 (2011) Costa salvaje y Península de Quiberon

Costa salvaje en Quimberón. Foto: César Aguilar
Los franceses venden muy bien sus “productos” y por eso ante el apelativo de la costa salvaje en la Península de Quiberon quizás esperaba algo más. Cerca de Carnac se sitúa un larga barra de arena de 15 kilómetros que se adentra en el Atlántico, con largas playas a ambos lados, flora dunar, y acabado en un zócalo amplio de roca dura. Toda la zona es muy turística y hay muchas poblaciones dispersas, además está ahí el puerto donde se coge el ferry a la isla más grande del Atlántico de Francia, Belle-Ile-en-Mer. En general las costas bretonas están bastante pobladas, además con un tipo de ocupación del hábitat muy disperso con edificaciones cuidadas y bonitas pero continuas y por doquier. Fuera de las carreteras principales, en torno a las poblaciones de la costa, te pasas el día recorriendo avenidas con casas ajardinadas, rotondas y más rotondas para llegar a un sitio natural sin gente.

miércoles, 25 de enero de 2012

Francia 4 (2011) Menhires de Carnac, dolmen de Gavrinis y Vannes

Alineamientos de menhires en Carnac. C. Aguilar
Metidos de lleno en la Bretaña francesa, si uno tiene interés por la prehistoria y el megalitismo, esta zona es para darse un atracón. Es algo que ya popularizaron los personajes de cómic Asterix y Obelix cuya irreductible aldea gala estaba en esta región. Así, que qué mejor ocupación para Obelix que la de repartidor de menhires a domicilio. En La Rioja hace pocos años que se descubrió el primer y único menhir que existe, despues de mirar y remirar una extraña piedra hincada en San Vicente de la Sonsierra. Lo visité hace un tiempo y el sitio tiene un encanto especial. En cuanto a dólmenes vamos algo mejor, pues son unos cuantos los hallados en la divisoria de los valles Leza y Iregua y en la Sonsierra. Así que partiendo de ahí lo del megalitismo de la Bretaña me pareció realmente una exageración.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...