sábado, 16 de junio de 2012

Orquídeas en el Parque San Miguel 2

Abejera (Ophrys riojana) Foto: César MªAguilar
Al cabo de los días aparecieron hasta cuatro especies de abejeras. Además de las tres comentadas (O. sphegodes, O. speculum y O. apifera), pudimos ver una de gran interés por su distribución restringida. Se trataba de Ophrys riojana, una especie descrita en 1999 por un botánico local. La taxonomía del grupo de orquídeas al que pertenece esta última especie parece que es un tanto compleja y dado que son frecuentes los híbridos, es un taxón aceptado por muchos autores y discutido por otros. Aún así se la tiene por un endemismo del norte de la Península Ibérica solo citado en Cantabria, Burgos, La Rioja, Álava, Navarra y Aragón. En esta última comunidad incluso está incluida en el catalogo de especies amenazadas.

Himantoglossum hircinum Foto: César MªAguilar
Cuando ya creíamos que lo habíamos visto todo, aún aparecieron dos especies más de orquídeas, con lo que al final fueron un total de siete las que pudimos encontrar en un tramo tan pequeño del parque de San Miguel. Estas dos últimas fueron Himantoglossum hircinum y Anacamptis pyramidalis. La primera recuerda en cierto modo a las Aceras ya que tiene una estructura en espiga parecida, sin embargo son muy característicos los filamentos extremadamente largos que desarrollan los labelos de las flores. Al parecer el aroma que desprende es maloliente de ahí que tenga como nombre común orquídea hedionda. La última de las especies fue Anacamptis pyramidalis una con racimos de flores rosas con forma cónica, de ahí su nombre.

Anacamptis pyramidalis Foto: César MªAguilar
Durante los días que estuvieron floreciendo las orquídeas, vimos como el césped de los alrededores era cortado con segadoras. Hablamos con los jardineros y al comentarles la situación fueron retrasando la siega del talud. Pero al final iban a tener que cortarlas así que decidimos sacarlo en prensa, por la singularidad de lo encontrado y como forma de que se valorara. Afortunadamente eso fue mano de santo, ya que el talud ha permanecido sin segar hasta el día de hoy y hemos podido seguir viendo la floración. Un lujo en pleno Logroño que pude compartir especialmente con Gabriel Latorre y Ricardo Zaldívar, compañeros de la oficina y amigos con los que seguí la pista a esas orquídeas. El artículo en el periodico La Rioja podeis consultarlo en este enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...