sábado, 3 de enero de 2015

De las ballenas al transporte fluvial de maderas

Caza de ballena en el Cantábrico. Libro J.A. Aspiazu
Hay ocasiones en que un viaje, la visita a un paraje natural, una exposición o la lectura de un libro de temática novedosa para mí, son el desencadenante de una “cascada” de curiosidades que trato de resolver durante algún tiempo a través de libros. Normalmente se cómo empieza pero, a veces, me sorprendo de dónde termina el foco de interés. Ha sido el caso de la caza de la ballena que, desde la Edad Media, se practicó a lo largo de la costa cantábrica de la Península Ibérica. La exposición "Cazadores de Ballenas" del museo naval de San Sebastián de 2011, que ya reseñé en este blog, fue probablemente el inicio. Más tarde, esa misma historia la volví a encontrar muy bien documentada en un video del centro de visitantes de las marismas de Santoña (Cantabria).


Sellos medievales de la costa vasca. Libro J.A. Aspiazu
En ese centro se daba información detallada de buena parte de los puertos y playas que sirvieron durante siglos para la arribada de ballenas tras las cacerías. Gran parte de esos lugares son hoy parajes muy turísticos de la costa, sin que de ese increíble pasado tenga conocimiento la mayoría de la gente que los visita. Un libro para conocer mejor esas historias ha sido “Balleneros Vascos en el Cantábrico” de Jose Antonio Aspiazu que hallé en un mercado de libros de segunda mano en Bilbao. Cuando la caza de la ballena franca norteña (Eubalaena glacialis) se agotó en las aguas cantábricas, hubo que buscarla más allá y los vascos se dirigieron en el siglo XVI con sus naos balleneras hacia occidente.


Bacaladeros. Museo Paimpol (Bretaña) 2011. C.A.
En su búsqueda llegaron a las aguas de Terranova, junto a las costas de Canadá y Groenlandia, donde hallaron unos desconocidos e impresionantes bancos de bacalao. En la importancia de los bancos de Terranova, y del propio bacalao, está otra de las ramificaciones del interés inicial. Parte de la historia la he seguido con la novela de Yon Suinaga “Allende los mares” y con el libro de Mark Kurlansky “El bacalao: biografía del pez que cambió elmundo”. Pero ya el propio hecho de construir un barco ballenero y mandarlo a cruzar el Atlántico era una aventura considerable. Casualmente en el año 2014 comenzó en el puerto de Pasaia la construcción de una réplica exacta del ballenero San Juan del siglo XVI, hundido en Red Bay, en la costa de Canadá.


Astillero de la nao San Juan Sep 2014. I. Gonzalez
Su construcción es un proceso de cara al público muy bien interpretado que visité en su inicio. Su botadura está prevista para el 2016. La construcción de la Nao San Juan ha sido todo un reto para rescatar del olvido el viejo oficio de la carpintería de ribera. España tuvo grandes flotas de barcos para el tráfico comercial con América y escuadras de guerra cuando los conflictos entre naciones europeas se decidían en batallas navales. De ahí que he recordado un libro que tenía olvidado en mi biblioteca y que he releído con nuevos ojos “Los bosques flotantes. Historia de un roble del siglo XVIII" de Gaspar de Aranda y Antón, basado en la tesis doctoral que hizo el autor sobre el consumo de madera en España para los barcos de la armada. 


Navatas en Burgui (Navarra) 2006. César Aguilar
De los conocidos como bosques de la Marina se extrajeron durante muchos años los mejores y más sanos árboles para la construcción naval. Y ya para finalizar, la última ramificación de esta “cascada” de curiosidades ha sido la del transporte fluvial de las maderas para la construcción naval. Algo se menciona en el libro de Gaspar de Aranda, pero es una tradición que se ha recuperado como reclamo turístico y que se puede volver a ver en los ríos del Pirineo español. Hace algunos años estuve en Burgui (Navarra) viendo una recreación de aquel oficio. Ríos con rápidos y cascadas donde los gancheros se jugaban la vida conduciendo la madera en balsas, las llamadas almadías o navatas. Un viaje y un oficio que se detalla en una novela, ya clásica, de Jose Luis Sampedro “El río que nos lleva" que he disfrutado este otoño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...