martes, 22 de septiembre de 2015

Nueva York 5 (2014) Tópicos y música negra

Catedral de St Patrick en la 5ª Avenida. C. Aguilar
Por las anteriores entradas del blog parece que el principal interés de Nueva York sea su naturaleza y sus museos. No es así. Es de entender que se trata de un sesgo para este blog. Uno hace en las ciudades lo que todos los turistas y en Nueva York eso incluye caminar entre la multitud, sorprenderse con las luces de Times Square, ver pasar policías montados a caballo en medio del tráfico urbano, dejarse el cuello mirando hacia arriba para contemplar rascacielos, observar con escepticismo iglesias góticas construidas fuera de época o descubrir barrios de casas con escalinatas de acceso a los portales. Eso es Nueva York, lo típico de Nueva York, lo que los medios proyectan a medio mundo.



Policía en Times Square. Foto: César Mª Aguilar
Hay otras zonas cuyo interés depende de cada uno y de cómo emplee su tiempo. Para mí el edificio de La Bolsa, el “New York Stock Exchange“ en Wall Street no pasa de ser un sitio sin interés donde se da rienda suelta a la codicia de nuestra especie. Aunque Manhattan concentra casi todo lo que uno puede querer ver en una primera visita, hay muchas cosas más allá de la isla. Es cuestión de tiempo y ganas. Una de ellas, también típica, es tener una visión de la amalgama de rascacielos desde el mar o desde Brooklyn. Para lo primero uno puede tomar el ferry gratuito que sale de Battery Park hacia Staten Island.




Gaviota Delaware en el puente de Brooklyn. C.A.
Desde el ferry a Staten Island se ve la ciudad, la bahía y, de paso, la estatua de la libertad. Si luego uno siente la necesidad de volver a verla y subir a ella, que prepare presupuesto y tiempo para las habituales filas de espera. Para nosotros fueron suficientes las vistas desde el ferry. Además, tanto el río Hudson como en East River tienen su punto natural, las gaviotas de Delaware (Larus delawarensis). Desde Brooklyn también las vistas de Manhattan merecen la pena. En especial es una buena ocasión para ir allí a última hora de la tarde, cuando los edificios y los puentes empiezan a iluminarse. Es una imagen que el cine nos ha mostrado en numerosas ocasiones. Luego el regreso a pie por el puente también tiene su encanto.


En la cartelera del teatro Apollo. Iratxe González
Más al norte de Central Park se extiende el Harlem que hoy en día se puede visitar con total tranquilidad. Así hicimos varios días. Tenía ganas de conocer una de las mayores comunidades negras de Estados Unidos. En Nueva York las calles y avenidas se identifican por números, pero allí algunas suelen tener nombres de gente importante para la comunidad. Son nombres de músicos y defensores de los derechos civiles, como el boulevar Malcolm X o las calles Tito Puente y James Brown. El Harlem fue una coctelera de creatividad pero es, en cierto modo, un patrimonio inmaterial. Uno va allí y eso no se ve tan claro como si visitara un edificio o un museo, es otra cosa. Pero sí hay un sitio donde se puede palpar ese ambiente, es en el mítico teatro Apollo.


George Clinton y Parlament Funkadelic. C. Aguilar
En el Apollo coincidimos con un concierto homenaje a Bob Marley al que acudieron los mismísimos Wailers. Estuvo genial. Toda la estancia en Nueva York fue muy musical, en Broadway un musical sobre el sello de soul Motown con temas de Los Temptations, Las Supremes, Jackson Five, Stevi Wonders...; en el Club Smalls jazz be bop; en la sala de B.B.King el rabioso funk de George Clinton y Parlament Funkadelic y en el Blue Note el jazz vocal de la italiana Roberta Gambarini con el cubano Paquito de Ribera que surgió espontáneo de entre el público y se tocó un par de temas con ella. Y para el último día misa en el Harlem. Ateo, creyente o agnóstico es algo que uno no puede perderse. Allí vimos al reverendo Marvin Moss con su pastor Kenneth Thornton "el ministro de la música" sentado al piano de cola, al  Hamond, acompañado de batería y coros. Buen final para nuestra estancia en NY.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...