martes, 24 de mayo de 2016

Gabón 2 (2015) El interior de un país selvático

Poblados en el P.N. Waka. César Mª Aguilar
El 80% del territorio de Gabón está cubierto de selvas, bosques y más bosques tropicales y, la práctica totalidad del país, coincide con la cuenca del río Ogooué. En superficie viene a ser la mitad que España pero con una densidad de población bajísima, apenas un millón y medio de habitantes. Además, buena parte de la población se concentra en un dos ciudades, Libreville en la costa y Franceville en el interior. Entre medio un relieve de sierras boscosas en torno a los mil metros de altitud.  La carretera que vertebra el territorio y une esas dos ciudades recibe el nombre de transgabonesa, pero en realidad es una pista de tierra roja con escaso tráfico. Solo una pequeña parte de la transgabonesa está asfaltada, nosotros la cruzamos en dos días.



Venta de carne de monte en la transgabonesa. C.A
Moverse por el interior de Gabón no es sencillo, al menos en un viaje como el que necesitábamos hacer. Se estima que solo un 10% de las carreteras están asfaltadas por lo que, aún en época seca, es imprescindible un todo terreno. No obstante esto puede cambiar en los próximos años, pues los chinos están asfaltando muchos trayectos como parte de los acuerdos comerciales que tienen con Gabón. Y es que China es ya la nueva potencia “colonial” de África. Lo construyen todo, carreteras, puentes, ministerios, viviendas… a cambio del acceso a los recursos naturales y de poder invadir los mercados locales con sus manofacturas baratas.



Arreglo de carreteras de los chinos. César Aguilar 
Para el viaje de dos semanas por Gabón contamos con un todoterreno “subvencionado”. Alquilarlo nosotros habría sido prohibitivo ya que Gabón tiene un nivel de precios muy elevado a consecuencia de la economía del petróleo. Libreville, su capital, se encuentra entre las diez más caras del mundo. Un contrasentido. Buscando la manera de abaratar el viaje Iván encontró a un empresario guineano, con negocios en Gabón, dispuesto a cedernos un todoterreno de su empresa a cambio de agradecimientos en el libro que iba a escribir de las regiones naturales de Africa. ¡Vaya suerte creímos tener! y, sin embargo, esto fue un lastre para el viaje y no por el coche sino por el conductor.




"Carretera" por la sierra de Chaillu.  C. Aguilar
La oferta del empresario venía con la obligación de llevar un conductor gabonés al que él pagaba el sueldo y nosotros la manutención. La mentalidad gabonesa de “expolio al turista”, de la que nuestro chofer era firme seguidor, nos agrió el viaje. Así, no conseguimos llegar a todos los sitios que nos propusimos por "discrepancias" con el conductor pero, al menos, logramos recorrer una buena parte del país. Cruzamos el interior hasta Franceville por la carretera transgabonesa y, de regreso, hicimos una pista increíble a través de la sierra de Chaillú. De camino tuvimos ocasión de visitar tres parques nacionales, el de La Lopé, el de Moukalaba-Doudou y el de Waka.




En el P.N. Moukalaba-Doudou logramos ver gorilas de llanura en libertad, aunque fugazmente.  En el parque nacional de Waka estuvimos en un poblado de pigmeos babongos y, en un buen número de sitios, vimos los hiracundos elefantes de selva, como en el Baï Moupia o en el P.N. La Lopé. También visitamos la reserva de fauna de Lekedi. Ya en Libreville visitamos el bosque de Monhah y en Franceville tuvimos el placer de conocer a Jean-louis Albert, un francés asentado en el país, que hizo por nuestro viaje más de lo que nunca le podremos agradecer. Todo esto en dos semanas, que no es poco para un viaje independiente y de bajo presupuesto por Gabón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...