jueves, 2 de junio de 2016

Gabón 3 (2015) El parque nacional La Lopé

Mosaico bosque-sabana, P.N. La Lopé. C. Aguilar
El parque nacional La Lopé se encuentra en el centro del país y fue el primer espacio natural protegido de Gabón. Hace algo más de dos décadas sus bosques eran explotados para obtener la madera del okoumé (Aucoumea klaineana), el árbol más preciado de las selvas gabonesas. En 2001 cesó su extracción en el área y en 2002, con la declaración conjunta de los parques nacionales de Omar Bongo, sus 5000 km2 de bosques dejaron de explotarse. Lo más característico de este espacio es el mosaico de sabanas y bosques húmedos. Existe cierta controversia sobre el origen y la persistencia de estas sabanas. No se termina de entender la presencia de claros herbáceos en las condiciones de humedad de estas latitudes ecuatoriales. Claros que la selva no llega a reconquistar.



Elefante de selva saliendo del bosque. C. Aguilar
Hay quien ha sugerido que estas sabanas tienen un origen natural y que son un paisaje relicto de periodos más secos y fríos, la última glaciación. Según esa versión, los bosques se formaron en periodos más húmedos y no pudieron recolonizar las sabanas después. Sin embargo, a esto se superpone el manejo del hombre en las zonas abiertas. Desde antiguo se han quemado las gramíneas de los claros, las llamadas “hierbas de elefante”, que al final de su ciclo anual llegan a alcanzar los dos metros de altura. Para añadir más elementos para el debate del origen del mosaico bosque-sabana, está que en el parque se hallan algunos de los yacimientos humanos más antiguos del África tropical, con unos 400.000 años de antigüedad.



 Toco blanquinegro (Tockus fasciatus). C. Aguilar
Un paisaje atractivo para un gabonés es una zona abierta, así que prenden fuego al bosque todo lo que el clima les permite. Debe ser la "claustrofobia" que sienten por tanta selva. De este modo existe desde antiguo una fuerte influencia del hombre sobre las sabanas. Con ello la polémica está ya servida. Pero el parque tiene otro montón de atractivos y valores y, en ese sentido, el lugar es inmenso. Eso sí, en realidad es poco lo que se deja ver. En julio, cuando nosotros lo visitamos, la hierba de elefante estaba enorme y era difícil ver aves o mamíferos. Además estuvimos muy poco por allí,  íbamos de paso hacia Franceville, y la parada se centró en identificar algunas especies de vegetación con los guardaparques.



En el pequeño recorrido en coche por las pistas pudimos ver los primeros elefantes de selva (Loxodonta africana cyclotis), varios búfalos de bosque (Syncerus caffer nanus) y oír gritos de grupos de chimpancés (Pan troglodytes) al atardecer. Este inmenso parque alberga enormes poblaciones de chimpancés y gorilas de llanura. Verlos es otro cantar. Se han reportado en La Lopé las más altas concentraciones conocidas de primates no humanos en el medio natural, una agrupación de 1350 mandriles (Mandrillus sphinx) en un solo día vista en 1996. Todo ese bicherío está en el interior del bosque y una vez dentro es muy raro que logres dar con ellos, cuestión de suerte o del tiempo dedicado. Lo cierto es que han intentado habituar a grupos de mandriles y gorilas, pero sin éxito.


Tronco de Barteria y sus hormigas protectoras. C.A.
Nosotros aprovechamos el recorrido para identificar algunas especies de vegetación y recabar información con los investigadores de una estación de campo. Entre otras especies me sorprendió descubrir un helecho arborícola al que tengo cierto “cariño”, el Platycerium, un singular género que descubrí en los bosques peruanos de Pucacaca y luego en Galle en Sri Lanka. También fue curioso conocer el mutualismo entre una especie de hormiga con los árboles del género Barteria, una especie que coloniza los claros de selva con gran éxito. Sucede igual en Sudamérica con el árbol Cecropia. En ambos casos el árbol aloja nidos de hormigas en sus nudos que lo defienden ferozmente cuando sienten que algo golpea el tronco y amenaza al árbol. Impresiona verlas salir en tropel al más mínimo toque.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...