sábado, 25 de junio de 2016

Gabón 5 (2015) El parque Lekedi

Parque Lekedi, gorila de llanura en la "isla". C. A.
El parque de fauna Lekedi no es un área natural protegida como lo son los parques nacionales de Gabón. Se localiza cerca de la población de Bakoumba y se trata de una iniciativa privada que, en cierto modo, es un sucedáneo de la observación de fauna en los parques del país. O una opción complementaria. En un contexto en el que solo unos pocos parques tienen infraestructuras y servicios para visitas, que los que los tienen suelen ser extremadamente caros y que, además, ver fauna requiere mucho tiempo y suerte, Lekedi es una apuesta segura. Especialmente para los turistas gaboneses de clase media y alta, que los hay.




Mono de nariz blanca Cercopithecus nictitans. C.A.
Visitamos Lekedi con idea de conseguir fotografías de especies que difícilmente podríamos obtener en libertad. Llegamos a Bakoumba y, como era de esperar, la información previa que llevábamos valía de poco, ni tampoco las gestiones que Jean-Louis nos hizo con antelación. Los alojamientos en el parque no funcionaban y tuvimos que quedarnos en el único “hotel” disponible en Bakoumba, un antro infecto sin agua corriente y acceso por una calleja-cloaca del pueblo. Habríamos dormido más a gusto en las tiendas de campaña en el cesped de la oficina del parque pero nuestro “lastre-conductor” bajo ningún concepto iba a hacer camping. Eso no era negociable para él, nos lo dejó claro desde el primer día.



Humedales, río y bosque en Lekedi. César Aguilar
El parque de Lekedi tiene una superficie enorme para lo que son este tipo de instalaciones, 14.ooo hectáreas, aunque es una reserva vallada. Pero su interés también está en que contiene el mismo tipo de bosque frondoso que hay en el entorno intercalado con zonas abiertas. En realidad cualquier terreno se cubre allí de bosque si lo dejan tranquilo. Así, aparte de los grupos de chimpancés, mandriles y un gorila de llanura que han introducido, se pueden ver aves silvestres como en cualquier bosque natural. Nosotros hicimos una visita corta pero pudimos ver entre otras aves gansito africano (Nettapus auritus) en las zonas inundadas o águila crestilarga (Lophatus occipitalis) y el toco negro (Tockus hartlaubi) en las zonas de bosque.



Iván sobre la pasarela para ver fauna. C. Aguilar
En uno de los sectores del parque hay un pequeño valle encajado de vegetación muy densa con un grupo familiar de chimpancés. Los oyes continuamente pero solo se dejan ver cuando salen de la espesura y se acercan al borde del cercado si saben que van a alimentarlos. Dentro es imposible vernos ni con la ayuda de un largo puente colgante que te permite tener una buena vista desde arriba. El puente se sitúa a 45 metros sobre el barranco y es también un sitio privilegiado para la observación de aves de la zona. Sitios así faltan en los parques nacionales de Gabón.




Gorila de llanura en Lekedi. Foto: César Mª Aguilar
En el recorrido, a parte de los chimpancés, dimos con uno de los grupos de mandriles en un espeso bosque que, en ese momento, estaba seguiendo una joven investigadora francesa. Pero el sitio que más queríamos ver era la isla de los gorilas. Han tenido varios ejemplares allí pero en ese momento solo quedaba uno. Como ya estábamos casi resignados a no  verlos en libertad, tras no poder visitar el Baï Langoué, fuimos allí para hacer fotos en situaciones naturales. Ya solo el entorno del río donde está es impresionante, la sola aproximación en barca ya merecería la pena con un dosel arboreo con plantas trepadoras como un muro verde inpenetrabable. Y allí estaba uno de los animales más esquivos el bosque, el gorila de llanura. Realmente su mirada es humana. Impresiona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...