martes, 5 de julio de 2016

Gabón 6 (2015) Los gorilas de Moukalaba-Doudou

Bosques de la Sierra de Chaillu. Foto: César Aguilar
Dos días tardamos en llegar al siguiente destino, el parque nacional Moukalaba-Doudou. De Franceville nos dirigimos a Lastourville y desde allí tomamos una modesta pista de tierra que atraviesa la sierra de Chaillu. Bosques nublados salidos de otro tiempo y un largo recorrido por una zona con una densidad de población bajísima. Hicimos pocas paradas ya que debíamos llegar antes de la noche a la única localidad en toda la ruta con alojamiento, Mimongo, de lo contrario nuestro conductor entraría en pánico. En las pocas paradas hubo especies de aves singulares como el martín pigmeo del Congo (Ceyx lecontei), el abejaruco cabeciazul (Merops muelleri) o el inseparable carirrojo (Agapornis pullarius).



Huella de gato dorado (Felis aurata). C.A.
Las orillas de barro de las pistas eran buenos lugares para detectar mamíferos que difícilmente veríamos. Allí localizamos huellas de civeta de las palmeras (Nandinia binotata), de duikeros (Cephalophus sp) o del esquivo gato dorado (Felis aurata).

Moukalaba-Doudou es el parque nacional donde, según nos dijo Jean-Louis, más posibilidades teníamos de ver gorilas en todo Gabón. Ya teníamos fotos buenas de Lekedi pero ansiábamos verlos en libertad. Desde la población de Tchibanga organizamos la visita que, como otras veces, no fue sencilla a pesar de disponer de nuestro propio vehículo.

A primera hora de la mañana condujimos hasta Doussala, donde se encontraba el grupo más accesible en aquella época. De camino un felino de tamaño medio cruzó la pista despreocupado, una observación fugaz de un bicho oscuro, un ejemplar melánico de gato dorado.


Turaco gigante (Corythaeola cristata). C.A.
Mientras hacíamos tiempo para que nuestros dos guías recabaran información de por dónde andaba el grupo, pudimos disfrutar de otra de las especies estrellas de Gabón, el turaco gigante (Corythaeola cristata) un ave que más que volar trepa y salta de rama en rama con una agilidad que uno imagina más para un Archaeopteryx que para un ave de su peso y tamaño. Y tras la espera llegó el momento de rastrear a los gorilas. Buscábamos un grupo cerca de la casa de un investigador japonés que vivía allí desde hace 12 años tratando de habituarlos. En otras épocas estaban comiendo frutos dentro del bosque, pero ahora consumían unas cañas que crecían cerca de la casa, así que no había que alejarse demasiado.


Cañas comidas por gorilas. César Mª Aguilar
Según los guías habituar a los gorilas de llanura puede llevar unos 6 años si todo va bien, o a veces hasta 10 años. A ellos los gorilas los conocían y por eso podían acercarse. Lo que no nos dejaron claro era qué entendían por un grupo habituado. Después supimos que no era lo mismo que nosotros. Iván detrás de uno de los guías y yo detrás del otro, fuimos avanzando sigilosos, casi de puntillas, hasta la zona de las cañas donde debían estar. La densidad vegetal era tal que no se veía a más de 10 metros en la mayoría de los sitios. Seguimos los pasillos que habían hecho en la vegetación hasta que aparecieron excrementos frescos y restos de las cañas comidas.



Gorila en la espesura del Moukalaba-Doudou. C.A.
Avanzamos pasitos a pasito, hasta que se desató la furia. Un tremendo grito a unos 20 metros nos dejó aterrorizados. El macho hacía valer sus dominios. Lo peor que puedes hacer es salir corriendo porque en ese caso te destrozaría. Hay que quedarse quieto, cabizbajo, sin mirarles a los ojos, como aceptando su autoridad. En caso de hacer una carga de advertencia nos situaríamos tras los guías. Estos, poco a poco, fueron apaciguando al macho con sonidos que cada uno tenía para que los reconociese. Tras varios intentos de aproximación sin éxito nos marchamos. Lo volvimos a intentar a la tarde pero igualmente el macho nos rechazó. Una fugaz visión y una foto desenfocada es todo lo que conseguímos. Menos mal que era el grupo más habituado de todo Gabón. Una experiencia no apta para cardiacos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...