jueves, 22 de septiembre de 2011

Lecturas amazónicas 1

Ratos de lluvia en las selvas altas. C. Aguilar
A lo largo de la estancia de casi tres meses del 2011 por la cuenca amazónica del Perú tuve muchos tiempos muertos. Entre días lluviosos, días de espera para algún plan y ocio voluntario, pude dedicar buena parte de ese tiempo a la lectura. Además en los trópicos se hace de noche a las seis y media así que más tiempo a añadir. Acertar con buen libro para esos momentos es fundamental. El que llevé de Javier Moro me enganchó desde el primer momento y además tenía en tamaño suficiente como para durar mucho tiempo. Aún así tuve que “avituallar” por el camino en alguna librería o echar mano de libros que había en los sitios por los que fui pasando, como la biblioteca del albergue Humboldt en Puerto Bermúdez. De algunas de aquellas lecturas amazónicas y de otras que he hecho de regreso a España va esta entrada del blog.

Senderos de libertad. La lucha por la defensa de la selva
Javier Moro
Seix Barral. 2005
ISBN: 978-84-322-9646-8

Este fue mi libro de cabecera del viaje a Perú, con él pase muchos buenos ratos selváticos. Luego se enganchó a él una voluntaria de NPC en La Esperanza que tuvo que apresurar su lectura antes de que yo me fuera a visitar otras zonas el país y me llevara conmigo el libro. Ya en la última etapa del viaje se lo leyó Jesús López de Dicastillo aunque, como buen cascarrabias, empezó echando pestes de él porque se había lo recomendado, … pura rebeldía, pero luego tuvo que reconocer que estaba muy bien. Finalmente me lo pidió para su biblioteca y se lo regalé. Dijo que lo aprovecharía para leer fragmentos en sus programas de radio en Puerto Bermúdez. Pero vayamos al libro en sí. Está narrado como si fuese una novela pero no deja de contener historias reales que su autor fue recogiendo al cabo de varios años por el Amazonas. La historia principal es la vida de Chico Mendes, el recolector de caucho de Brasil, sindicalista y defensor de una explotación racional de las selvas.


Chico fue un icono para el ecologismo internacional a mediados de los años ochenta y finalmente fue asesinado por los terratenientes. Aunque ese final ya lo sabes desde el principio, eso no impide que el desarrollo de la narración se viva casi como una novela negra. Entremezclada con la historia de Chico Mendes hay otro buen número de vidas en las que la realidad supera a la ficción. El libro engancha rápidamente y va saltando entre varias de esas historias personales, la del propio sindicalista, la de seringueiros anónimos de la época, la de indigenistas famosos como Sydney Possuelo o la de varios ecologistas americanos que plantaron cara a los financiadores de la destrucción de la selva, los banqueros estadounidenses y sus prestamos a la dictadura brasileña. Son historias que merecen ser conocidas, tan impactantes y bien contadas que el libro pronto se convirtió en un best-seller.


 



Un rastro de plumas. En busca de los hombres pájaro del Perú
Tahir Shah
Alba Editorial. Barcelona. 2002  
ISBN: 84-8428-126-4


Un tipo que comienza reconociéndose como coleccionista de cabezas reducidas jíbaras pero que todavía no cuenta con ninguna, no tiene desperdicio. Según dice, todas las que intenta adquirir en subastas semiclandestinas se las compran los japoneses y así no hay manera. En una conversación con otra gente que de las asisten a esas subastas, le surge el motivo para un viaje a Sudamérica ir en busca de los hombres pájaro del Perú. Con esa excusa inicia un viaje por diferentes lugares del país tratando de dar con alguna pista sobre los hombres pájaro que aparecen dibujados en las telas de culturas precolombinas. Machu Pichu, Titicaca y finalmente el territorio de los shuar, los jíbaros reductores de cabezas, son algunas de las paradas del viaje. Este libro lo encontré en la biblioteca del Albergue Humboldt y fue toda una sorpresa.


Su autor y protagonista del viaje es una miembro de la nobleza afgana apasionado por lo esotérico pero con un fino humor de sí mismo y lo que ve. Es una especie de antihéroe en su periplo por Perú, le timan y explotan su ingenuidad, pero todo lo cuenta en las páginas del libro sin mayores reparos. Hacía tiempo que no encontraba un autor de literatura de viajes con el que hubiera disfrutado tanto. Muchas veces esos escritores pueden resultar serios, aburridos e incluso melancólicos, si no les pasa nada interesante o si no cuenta historias con acierto. Para mí este no es el caso. Un gran libro de un autor al que seguiré la pista en otras publicaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...