sábado, 8 de junio de 2013

Sudáfrica 8 (2012) Kruger 7, … por fin grandes felinos!

Primer leopardo (Panthera pardus). César Mª Aguilar
Si no he hablado hasta esta entrada de los grandes carnívoros y felinos de Kruger, es porque esto no es más que un reflejo de lo que nos costó encontrarlos. Sabíamos que no iban a ser fáciles de ver, pero no esperábamos que tanto. Esto es básicamente por el hábitat tan forestal del Kruger.Tras cinco días recorriendo minuciosamente el parque aún no habíamos visto ningún león, leopardo o guepardo. Solo una hiena manchada (Crocuta crocuta)  de forma fugaz caminando desde un mirador. Empezábamos a tener el "orgullo herido". ¿Cómo a seis ornitólogos como nosotros se nos podían pasar esos bichos? ¡estábamos en el Kruger! Dedicábamos el día a recorrer pistas secundarias y tranquilas mirando todos, todos los claros .... y ¡nada!.


Leopardo (Panthera pardus) en la hierba. C. Aguilar
Nos habíamos documentado sobre los mejores sitios para verlos, madrugábamos, mirábamos a diario las pizarras con las observaciones cercanas ... pero nada. Hay que decir que todos los campamentos tienen unos mapas con fichas imantadas para poner las observaciones hechas en el día. Íbamos a los sitios que sugerían esos mapas ... pero nada. En el supermercado de Skuzuka tras hablar con otros turistas “tocamos fondo”. Algunos de ellos, sin madrugar y a veces sin ni siquiera prismáticos, veían leones y leopardos en las carreteras principales, ¡qué injusto!. Afortunadamente cambiamos de estrategia, nos dimos cuenta de que encontrar un bicho por tu cuenta en carreteras secundarias era cuestión de mucha suerte. 

Guepardo oteando (Acinonyx jubatus). C. Aguilar
Empezamos a recorrer las carreteras más transitadas y a preguntar a la gente que nos cruzábamos. De esa manera, y con un poco de fortuna, nuestro desanimo se esfumó. Debíamos tener en cuenta que los leopardos estaban siempre en lo alto de los árboles y que los leones podías tenerlos en la propia cuneta de la carretera. Si alguien los hallaba, de tanto recorrer pistas, esa información se transmitía entre los conductores de las carreteras principales y no se perdía por la mayor frecuencia de gente. Nuestro enfoque de búsqueda no se adaptaba a las probabilidades de encontrar un felino allí. Además, en el suelo los leopardos y guepardos se pierden pronto de vista, así que había que buscarlos arriba de los árboles, una imagen idílica pero sorprendentemente la más habitual.

Hembras y crías de león (Panthera leo). C. Aguilar
La cosa fue mejorando y al cabo de varios días dimos con 3 leopardos (Panthera pardus) y 2 guepardos (Acinonyx jubatus). Cuando los veíamos encaramados a los árboles, nos daban unos subidones de órdago. Permanecían indiferentes a nuestra presencia y luego, cuando bajaban al suelo, su imagen caminando entre la vegetación nos cautivaba. A veces en un primer vistazo decidíamos que un hábitat concreto no era el más adecuado para guepardos, demasiado cerrado pensábamos, y sin embargo allí había un animal oteando desde la horquilla de un gran árbol.  Nuevamente nos traicionaban nuestros prejuicios heredados de tanto documental de sabanas de Kenia yTanzania, un hábitat bien distinto.

Por fin anotando observaciones. J. Robres
Leones (Panthera leo) encontramos solo en dos de ocasiones, aunque eran más aburridos de ver, en cuanto calentaba el sol no hacían otra cosa que sestear. Lo cierto que es que a punto estuvimos de pensar que nos íbamos del parque sin dar con ellos. Con los felinos había un alto componente de suerte en su localización, al menos en la época en que nosotros estuvimos. Desde luego no seríamos los primeros en irnos del Kruger sin ver leones, ya les había pasado a otros ornitólogos españoles antes y podría habernos pasado  nosotros. Aunque nos costó ver todos estos felinos, el disfrute también fue parejo en la misma proporción.  Con otros carnívoros como las hienas, igualmente tuvimos poca suerte al comienzo, pero al final tuvimos buenas observaciones. En una ocasión encontramos un grupo de hienas en un herbazal con unas crías preciosas, completamente indiferentes a nuestra presencia.  

1 comentario:

  1. No pain, no glory! Sin esfuerzo no hay recompensa, pero por lo que veo, al final salísteis bien servidos de felinos...
    ¡Qué pasada de fotos!

    ResponderEliminar

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...