domingo, 1 de septiembre de 2013

El jardín de hielo (Libro)


El jardín de hielo. El primer velero español en la Antártida.
Josep María Romero
ISBN: 84-261-3178-6



Los relatos de viajes en veleros tienen una atractivo especial, es un medio de transporte tan viejo como la necesidad del hombre por desplazarse y descubrir lo que hay al otro lado de esas masas inmensas de agua que son mares y océanos. Si lo que hay es la Antártida, el atractivo se ve redoblado y ese es el lugar hacia el que se dirige el Rael,  un velero en el que se embarca Josep María Romero sin ninguna experiencia previa en navegación, aunque tampoco le es imprescindible pues él es solo el cocinero de la embarcación. Hasta finales del siglo XX ningún velero español se había acercado hasta la Antártida aunque sí de otras nacionalidades. Esa es la excusa perfecta que toma un patrón de barco barcelonés para emprender el viaje y reunir a una tripulación de siete personas que quieran acompañarlo. Josep se incorpora a ellos en el Mar de la Plata, Argentina, aunque el Rael sale desde Barcelona hacia allí con el resto de tripulación. La historia es la crónica de la preparación y día a día de un recorrido sin más pretensiones que llegar a uno de los sitios naturales más espectaculares del planeta donde el hielo es el protagonista.

En las primeras etapas de aproximación no dejan de surgirles problemas técnicos, hasta el punto de que parece que tengan que abandonar el proyecto. Así, tienen que recalar en Puerto Madrin para solucionar los desperfectos. Luego estará el temible paso de Drake. Para compensar un poco, el paso no muestra su fiereza habitual, al menos en el viaje de ida. Una vez pasado, se deleitan deambulando por costas, calas y bahías en un dejarse maravillar por los paisajes de hielo azul, pingüinos, ballenas y aves marinas. En el libro, Josep va narrando de paso algunas historias de exploradores de la Antártida. En esos días además van visitando algunas bases antárticas donde contrarrestan el frío y el aislamiento con una acogida calida y hospitalaria.

Pero si todo había sido relativamente apacible en esa navegación, durante el regreso el famoso paso de Drake les trata como se espera de uno de los lugares más castigadores del hemisferio sur. Se trata de un lugar donde los vientos circunvalan el planeta sin obstáculos de tierra y maltratan a los veleros que tratan de cruzarlo. Una salida del jardín de hielo con cuatro días azotados por los fuertes vientos y temporales que reflejan la crudeza de la navegación austral. Remueve el estómago solo de leer esos paisajes de tormenta. Se leen cómodamente desde un sofá pero en ellos no te gustaría estar inmerso, es el precio de la navegación por uno de los últimos rincones naturales del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...