sábado, 9 de mayo de 2015

Brasil 11 (2014) Pinturas rupestres y boa en el cerrado

Pinturas rupestres Sierra das Paridas. C. Aguilar
Una de las sorpresas de la Chapada Diamantina fueron sus pinturas rupestres. Nosotros visitamos los abrigos de pinturas de la Sierra das Paridas. Hasta visitar la zona no tenía conocimiento de que existieran yacimientos así por allí y es que algunos solo acaban de empezar a ser explorados. El nombre de la Sierra das Paridas se debe a unas pinturas figurativas que aparecieron en sus abrigos rocosos y que se interpretaron como mujeres dando a luz. Pero en las paredes donde se encontraron había muchas otras escenas y no todas figurativas. Algo sorprendente para mí fue como se hizo el hallazgo del lugar pues da una medida de cómo es el territorio y lo que aún puede quedar por descubrir.



Bosque y matorral de Sierra Das Paridas. C. Aguilar
En el año 2005 un incendio dio acceso a una zona de sierras bajas con afloramientos rocosos. Toda la zona está poblada por bosque seco caracteristico del cerrado muy vulnerable al fuego. Los que llegaron a aquellos roquedos hablaron de unas piedras escritas. Bastó ir a visitarlas con algo de detenimiento para encontrar una multitud de pinturas concentradas en tres lugares de la sierra. Hoy en día se llega al lugar por una pista de tierra, pero sigue siendo un paraje recóndito. Allí vive el cuidador del sitio, un auténtico “Robinson” que nos contó sus encuentros con un puma que merodeaba por la zona. 





Extraplomos y abrigos llenos de pinturas. C. Aguilar
Hoy todo aquel terreno pertenece a una persona de Salvador que tomó la iniciativa comprando el lugar para así preservar las pinturas. Desde entonces ha impulsado la catalogación de los lienzos con la colaboración de arqueólogos de la Universidad Federal de Bahía que también han realizado varias excavaciones en lo que se intuía que fueron asentamientos. Las formaciones de roca donde se sitúan las pinturas son un lugar atractivo. El diferente grado de dureza de las areniscas ha dado lugar a la formación de abrigos y sitios resguardados donde las pinturas se han conservado bien. Los pigmentos utilizados aportan tonalidades de amarillo, rojo y granate.



Pinturas figurativas, esquemáticas y "E.T." C. Aguilar
En muchos lienzos las pinturas se encuentran superpuestas, dando a entender que los mismos lugares habrían sido utilizados durante distintos periodos. Hay un gran número de tipos. Las hay con aspecto humano de muchas formas y tamaños, también animales de caza, y algunos que se han interpretado como especies que ya no están en la zona como el ñandú. Pero además hay muchas pinturas esquemáticas, de difícil interpretación, diseños en zig-zag, cenefas, aspas, líneas, puntos, etc. Hay hasta una figurativa que recuerda al alienígea E.T. "El Extraterrestre" de la película de Steven Spielberg, así que ya está liada para los amigos de lo esotérico.



Boa constrictor en el camino. César Mª Aguilar
Mientras nos dirigíamos al yacimiento tuvimos un encuentro inesperado. Un encuentro con uno de los "gigantes" que habitan esos bosques. En medio de la pista de tierra roja, en ese preciso momento, una gran boa (Boa constrictor) estaba pasando de lado a lado. Vaya animal, no había visto nunca uno antes y quedé impresionado por sus dos metros largos y la gordura del cuerpo. Fue una suerte encontrarla activa en pleno día ya que según las guías se trata de una especie crepuscular o nocturna. Nos hartamos de sacarle fotos ante su estoica paciencia. Al final tuvimos que retirarla del vial para evitar que otra gente, con menos apego por la fauna, diera con ella en mitad de la pista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...