martes, 14 de junio de 2011

Perú 31 (2011) Pacaya-Samiria a “motor de caparrón”

Monos choros en el centro de Ikamaperu. C. Aguilar
Los del Proyecto Mono Tocón  me habían dicho que buscara en Lagunas a un tal Warren, un chico que trabajaba en un centro de recuperación de primates de la asociación Ikamaperu. Estuve una mañana con él organizando la visita que haría con Abraham, ya que a él le era imposible acompañarme pues estaba a cargo del centro mientras los directores del proyecto andaban unos meses por Europa buscando financiación. El centro de recuperación de Lagunas lleva funcionando aproximadamente un año, aunque tienen otro parecido y más antiguo en Moyobamba. Este de aquí lo tienen ahora lleno de monos choros comunes (Lagothrix lagotricha), casi unos 40 animales. La idea es poder reintroducirlos en la reserva, pero los primates son animales sociales y eso es una dificultad para liberarlos con éxito. Los ejemplares provienen de decomisos de fauna a particulares y núcleos zoológicos ilegales, así que algunos llevan mucho tiempo viviendo y socializando entre humanos por lo que no se defienden bien en el medio natural.

Con Abraham en la canoa. Foto: César Aguilar
Ahora van a comenzar a construir una estación intermedia dentro de la propia reserva donde hacer las sueltas y realizar los seguimientos de los animales liberados. Para visitar el Pacaya-Samiria lo habitual es acceder desde Iquitos, Nauta o Lagunas. Desde Iquitos grandes barcos turísticos remontan el Ucayali en tours con todo tipo de comodidades para hacer más llevadera la visita a la selva, también desde Nauta se accede en embarcaciones a motor a distintas zonas y a algunos alojamientos turísticos. Sin embargo la opción de Lagunas es algo distinta. Desde esta población acuerdas con un guía el recorrido y el número de días que vas a pasar dentro de la reserva y con esa previsión metes todas las cosas que vas a necesitar en una canoa y te mueves por los ríos a remo o a “motor de caparrón”, como solemos decir por La Rioja cuando te mueves con tu esfuerzo. A medida que te vas desplazando por el río vas quedándote con tu mosquitera en las plataformas y puestos de control donde viven los guardaparques. 

Puesto de control de guardas de Camotal. C. Aguilar
Después de estar en Tingana en canoa, esta forma de desplazamiento era la que más me apetecía por las posibilidades que podría ofrecerme para ver fauna. Estábamos al final del invierno, que es como llaman aquí al periodo de lluvias y por ello pensé que igual esto sería un dificultad para visitar la reserva, pero cada época tienen su atractivo. Ahora la gran mayoría del bosque queda bajo el agua, siguen estando marcados los ríos que surcan la gran llanura, pero a ambos lados de ellos prácticamente toda la selva está inundada. De este modo, siguiendo los meandros del río Tibilo cada poco vamos cogiendo atajos en las cerradas curvas, solo es cuestión de abrirse paso por el agua en los sitios en los que el bosque no es demasiado tupido y, si es necesario, dar unos golpes de machete desde la canoa para abrir algún "camino". Así conseguimos avanzar más rápido y acceder a más lugares que en la época de verano con aguas bajas, navegando entre los grandes árboles selváticos.

Navegando junto a una gran lupuna. C. Aguilar
Sin embargo con tanta agua ver a los animales más acuáticos, como nutrias, tortugas o cocodrilos es más dificil pues están mucho más dispersos. Después de las intensas lluvias del día que llegué a Lagunas, el tiempo dio un respiro pero permaneció el cielo nublado. Cuando pasas todo el día en la canoa, que no te dé el sol directamente ya es media vida, aunque tengas que soportar dos o tres diluvios amazónicos como nos sucedió a nosotros en los 5 días que navegamos por la reserva. En esas ocasiones no hay chubasquero que te libre, solo sirve colocarte bajo plásticos dentro de la canoa y achicar el agua de lluvia que va acumulándose dentro de ella. Afortunadamente la temperatura no es un problema y si acabas mojándote en poco rato consigues secarte de nuevo.

2 comentarios:

  1. Juan Pablo Barriga13 de enero de 2014, 4:34

    Hola, gracias por tus comentarios, me servirán mucho en el viaje, la verdad es que hace tiempo estoy planeando un viaje como el que hiciste, pero me gustaría preguntarte cuánto más o menos gastaste en ese viaje en canoa que hiciste. Te cobran por día o hay tours pre-planificados?. Para dormir en las casas de los guarda-parques se paga aparte o está incluido?, lo mismo con el tema de la comida?
    Muchas gracias!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan Pablo, mandame tu correo particular a tiracantos@gmail.com y cuando saque un rato que contesto, hoy mismo acabo de regresar de un viaje de tres semanas por Africa y estoy un poco liado, pero ya te detallo lo del Pacaya mirando los cuadernos de aquel viaje. Un saludo,

      Eliminar

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...