miércoles, 14 de diciembre de 2011

La nutria recupera nuestros ríos 1

El texto de las dos entradas con este título pertenece a un artículo que publiqué en enero de 2010 en “Piedra de Rayo. Revista Riojana de Cultura Popular” en su número 33. Hablando con la gente de la situación de los ríos en general y del Ebro en particular, habitualmente muchos imaginaban a la nutria como ese animal muy escaso que vive en las cabeceras de los ríos de montaña. Eso ya no es así y creía entonces que su nueva situación aún no era muy conocida. Así que, aprovechando que se acababa de publicar el último sondeo nacional de la nutria, preparé este artículo para la revista. El texto y las fotos están tal cual aparecieron en la publicación.


Huellas de nutria. Foto: César Aguilar
Son pocas las veces que tenemos ocasión de ver a un animal como la nutria en su medio natural y ello nos lleva a pensar que debe de tratarse de un animal muy escaso y amenazado. En realidad ha sido así hasta hace poco tiempo, pero los resultados comparados que acaban de publicarse de tres sondeos nacionales realizados durante veinte años, nos muestran un panorama bien distinto. La nutria está recolonizando gran parte de los ríos que habitó en otros momentos, una tendencia observable tanto a nivel nacional como en los cursos fluviales de La Rioja. En nuestra Comunidad ha pasado de ocupar sólo los tramos favorables de unos pocos ríos, a estar de manera casi continua en todos ellos. Así, hoy encontramos a la nutria a lo largo de todo el río Ebro y de los siete afluentes riojanos que recorren nuestro territorio.
 




El estudio de un mamífero discreto

Excrementos de nutria. Foto: César Aguilar
La nutria es una especie de hábitos nocturnos y crepusculares que habita ríos y riberas. Su actividad, al igual que la de la mayoría de los mamíferos, queda fuera del alcance de nuestra vista y por ello parte de su estudio ha de hacerse por métodos indirectos. Es el caso de los estudios de distribución y dieta que podemos llevar a cabo con algo mucho más fácil de encontrar como son las huellas y los excrementos. En el estudio de algunos mamíferos, identificar correctamente este tipo de rastros de forma visual requiere cierta experiencia y aún así no siempre es fiable. Las limitaciones para identificar especies en base a sus excrementos las estamos conociendo ahora que contamos con métodos más objetivos de estudio como los basados en el ADN. A partir de los restos biológicos del animal contenidos en los excrementos, se puede extraer el ADN y conocer la identidad del animal. Sin embargo, éstos son métodos caros y costosos que no están al alcance de cualquiera. Por suerte, en el caso de la nutria la identificación visual de excrementos es posible con poco margen de error y por ello se ha convertido en una herramienta fundamental para conocer su distribución a gran escala. 

Primer sondeo nacional, la nutria bajo mínimos 
 
Mapas "La Nutria en España"SECEM 2008
Contando con un sistema sencillo para conocer la presencia de la nutria como el indicado, en los años 80 se emprendió un sondeo nacional para conocer su situación. Aquel primer sondeo fue promovido por el entonces ICONA, mientras que los dos siguientes ha sido la SECEM (Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos) la encargada de continuar la tarea con un gran esfuerzo colectivo. A modo de ejemplo, decir que en el último sondeo nacional participaron un total de 258 personas, la gran mayoría de ellas de manera completamente desinteresada. El primer sondeo de los años ochenta (1984-85) permitió constatar la regresión de la nutria en la Península Ibérica. La especie había desaparecido de muchos territorios, en especial en la parte oriental, y en otros sus poblaciones estaban bajo mínimos. Hay que recordar que en el contexto europeo ese declive había llevado incluso a la extinción de la especie en algunos países como Suiza o los Países Bajos. En aquel sondeo las nutrias en La Rioja se hallaron sólo en algunos tramos medios y altos de unos pocos ríos y en un sólo punto del río Ebro, proporcionando la imagen que aún guardamos de la especie como propia de ríos de montaña.

Segundo y tercer sondeo, se confirma la recuperación


Nutria (Lutra lutra). Foto: Madis Põdra
El segundo sondeo, desarrollado diez años más tarde (1994-96), mostraba cambios en la distribución nacional que sugerían una mejora de sus poblaciones. En La Rioja, aunque se dejaba ver una cierta recuperación, quedaban aún amplias ausencias como las de los ríos Oja y Cidacos atribuidas, en parte, a la falta de caudal por la sequía. Durante el tercer y último sondeo (2004-06), se ha confirmado la recuperación de la nutria a nivel nacional, proceso que también ha tenido su reflejo en nuestro territorio. Aquí los ríos Oja y Cidacos han vuelto a contar con la presencia de nutrias en todo su recorrido y la recuperación ha llegado a tal punto que se han hallado nutrias hasta en el Alhama-Linares, una zona donde no se había recogido ninguna cita ni en los dos sondeos anteriores, ni en ninguna otra publicación. Con la ocupación de esa cuenca oriental, la más precaria en calidad y cantidad de agua, la nutria completa su presencia a lo largo de todos los ríos riojanos y confirma la recuperación de sus poblaciones en La Rioja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...