viernes, 20 de enero de 2012

Francia 3 (2011)- Parque ornitológico de Teich y marismas de Sené

Cisne (Cygnus olor) con pollos. Foto: César Aguilar
En Arcachón y en la Bretaña cerca de Vannes, visitamos un par de bahías de interés para las aves. La bahía de Arcachón es de considerable tamaño y se adentra unos 15 kilómetros tras una larga barra de arena costera que la separa del mar. En ella hay unos cuantos sitios para observar aves a parte del Banco de Arguín que se situa en la boca de la bahía. Uno de ellos es el que llaman parque ornitológico de Teich, un complejo de lagunas de diferentes tamaños y humedales en la parte más adentro de la marisma. En especial debe ser un buen sitio durante los pasos migratorios y la invernada, pero a primeros de julio cuando estuvimos por allí estaba algo más parado. Entonces se veían las aves estivales que andaban terminando de criar en el humedal y algún migrante temprano. Algunas de las aves que ví con sus polladas fueron el cisne vulgar (Cygnus olor), el tarro blanco (Tadorna tadorna) y las cigüeñuelas (Himantopus himantopus).

Cormoranes (Phalacrocorax carbo) Foto: C. Aguilar
Todo el área es bastante extensa con una red senderos peatonales de varios kilómetros que comunican las lagunas y numerosos observatorios. Lleva su rato si quieres visitar todas las zonas, en mi caso no disponía de mucho tiempo así que visité solo una parte de las lagunas accesibles. El paisaje circundante es muy forestal, tipo campiña atlántica, y se adentra mucho en las zonas húmedas ocupando el borde de muchas lagunas. Para mantener a raya el crecimiento de la vegetación y crear prados abiertos, meten directamente rebaños de ovejas a pastorear la zona. Así puedes ver la imagen insólita de colonias de cormorán grande (Phalacrocorax carbo) con rebaños sueltos pastando bajo los nidos. Muchas de estas lagunas y zonas próximas a los fangos mareales son muy buenas para ardeidas como garzas reales (Ardea cinerea) y muchísimas garcetas comunes (Egretta garzetta).
 

Garcetas (Egretta garzetta). Foto: César Aguilar
Por lo demás, dadas la fechas, había aún pocos limícolas y entre los más comunes los archibebes comunes (Tringa totanus) y oscuros (Tringa erythropus), las agujas colinegras (Limosa limosa) en plumaje estival y las avefrías (Vanellus vanellus). Además, por número, grandes concentraciones de aves generalistas como las gaviotas reidoras (Larus ridibundus), las fochas (Fulica atra) o los azulones (Anas platyrhyrinchos). De todos modos es curioso el uso público de los humedales en Francia y se nota que hay tradición ornitologica pues cobran entrada para acceder a estos senderos y observatorios, además con precios nada populares. Eso mismo lo intentas hacer en España y o deja de ir la gente o se monta un dos de mayo.


Marismas de Sené. Foto: César Aguilar
Un humedal de características similares que visitamos fueron las marismas de Sené, más al norte en la Bretaña en el Golfo de Morbihan. Aquí nuevamente accesos de pago y encima … ¡cierran a las siete en verano! justo cuando se dan las mejores luces de tarde en los largos días de verano. Como no ibamos a tener ocasión de visitarlas más tarde, dimos algunas vueltas por allí hasta encontrar un acceso libre a un observatorio que vimos de lejos. En esta zona encontramos un poco más de lo mismo, la época es lo que tiene, pero la novedad fue un grupo de espátulas, una de ellas con anillas de colores en ambas patas. Esas ya sí que estaban en migración, pues creo que lo más cerca que crían de ahí esos bichos es en los Países Bajos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...