domingo, 27 de mayo de 2012

Lanzarote 6 (2011) Lagartos, cuevas volcánicas y crustáceos endémicos

Lagarto de Haría (Gallotia atlantica) Foto C. Aguilar
En Lanzarote no hay serpientes ni anfibios autóctonos, solo un par de especies de reptiles: una salamanquesa (Tarentola angustimentalis) y un lagarto. En Canarias los lagartos que encontramos son otro ejemplo más de la radiación adaptativa de especies en islas. Al parecer los lagartos del género Gallotia de las Canarias tienen su origen en el norte de África y llegaron primero a las islas orientales como a esta de Lanzarote. A partir de ahí se produjo una colonización del resto de islas durante varios millones de años. El resultado que hoy vemos son 7 especies vivas de lagartos del género Gallotia distribuidos en las distintas islas. En Lanzarote está el Lagarto de Haría (Gallotia atlantica). Esta especie ocupa todos los hábitats posibles y es muy común de ver, aunque dicen que está ausente de los campos de lava de la última erupción en Timanfaya.

Lagarto de Haría (Gallotia atlantica) Foto C. Aguilar
Las cadenas tróficas del Timanfaya apenas han comenzado a establecerse y solo han llegado a colonizar la roca volcánica los líquenes y algunos insectos y arañas. Eso a pesar de haber transcurrido varios siglos desde la última erupción. A los lagartos de Haría aún no les ha tocado el turno. Otra cuestión que sorprende de estos reptiles son las grandes variaciones en tamaño y coloración que tienen. Al principio, si no conoces bien la distribución de los lagartos en las islas, dudas de si todos los que ves son la misma especie, pues cuesta creerlo con la variabilidad que se ve. Se han llegado a describir algunas subespecies dentro de la isla en base a esas variaciones, aunque no todas están aceptadas.


Galería volcánica, Cueva de los Verdes. C. Aguilar
Visitando algunos de los sitios turísticos de la isla uno se encuentra con los Jameos del Agua y la Cueva de los Verdes. Son dos partes de una misma cavidad subterránea que viene desde el volcán La Corona. Se trata de un túnel volcánico bajo el malpaís de la Corona de casi 9 Km de largo, uno de los más grandes del planeta. Este túnel fue un antiguo canal de salida de la lava bajo el subsuelo que iba hasta el mar. Con el enfriamiento de la lava y el cese de la actividad volcánica, se solidificaron las paredes y la masa fluyente se drenó hacia el mar dejando una gran galería continua. Los derrumbes de los techos que luego se han producido son lo que en Lanzarote llaman jameos.


Derrumbe en Jameos del Agua. Foto: César Aguilar
En la Cueva de los Verdes se puede hacer un recorrido por uno de esos túneles que no tienen nada que ver con las cuevas de origen cárstico, ya que ahí no hay estalagmitas ni estalactitas, aunque sí otras formas de la roca debidas a la lava. Más hacia la costa, el túnel volcánico se ve invadido por el agua del mar que se filtra desde el llamado túnel de la Atlántica. Esto se puede ver en un punto que han acondicionado en la zona para el turismo, los Jameos del Agua, una de las intervenciones sobre el paisaje que realizó César Manrique. Los estanques de agua que aparecen en los Jameos están conectados con el mar y de allí provienen unos pequeños crustáceos ciegos y despigmentados que han evolucionado en el hábitat cavernícola.

"Jameito" (Munidopsis polymorpha). César Aguilar
Se trata unos cangrejos que los turistas llaman "jameitos" y que es la especie Munidopsis polymorpha, de entre 1 y 2 cm muy abundantes en el lugar. Es muy popular su observación porque los bichos permanecen indiferentes a la gente comiendo con sus pinzas las algas diatomeas que tapizan la roca. La mejor hora para verlos es al final de la tarde cuando salen para su actividad nocturna. Se trata de una especie endémica que solo habita en Lanzarote y que se ha convertido en un símbolo natural para el turismo en la isla. Hay otros invertebrados endémicos despigmentados en ese agua, anfipodos, isópodos, ostrácodos y poliquetos, pero esos ya son difíciles de ver.

2 comentarios:

  1. Buenísimos artículos, enhorabuena, pero en Lanzarote no hay dos, sino tres especies de reptiles pues también contamos con un poco conocido eslizón llamado lisneja, endémico de las Islas orientales, saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fran por la puntualización, pero si me puedes indicar algo más sobre la presencia de la Lisneja (Chalcides simonyi) en Lanzarote te lo agradezco. Según consulto en la publicación "Distribución y biogeografía de los anfibios y reptiles en España y Portugal".Pleguezuelos (Ed)1997, dice "La Lisneja no ha sido encontrada hasta la fecha en Lanzarote e islas e islotes adyacentes, ni siguiera fósil o subfósil. Este hecho es especialmente sorprendente ya que durante algunos periodos del cuaternario todas ellas estuvieron unidas a Fuerteventura". La publicación es ya de 1997... ¿despues de aquello sí se ha encontrado en Lanzarote?, seguro que estás mejor informado a este respecto que yo.

      Un saludo.

      Eliminar

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...