domingo, 22 de julio de 2012

Grecia 4 (2009) Atenas y el Cabo Sunion

La Acrópolis al anochecer. Foto: C. Aguilar
Atenas, salvo por la Acrópolis, sus museos y la parte vieja, es en general una ciudad fea, caótica y con un aire muy contaminado. Dejamos la furgoneta aparcada dos días y cuando nos marchamos ya tenía una capa de contaminación sedimentada que no había visto en ninguna otra ciudad. Aún así, la Acrópolis hay que conocerla, es uno de esos sitios que aparte de por las ruinas en sí, el emplazamiento forma parte del encanto. Llegando por la carretera es una emoción ver sobre el magma urbano de Atenas un cerro rocoso con el Partenón arriba. Si hoy en día aún nos causa sorpresa, en su época y para aquellas gentes tenía que ser algo impresionante.



Antigua mezquita en Monastiraki. C. Aguilar
Además de la Acropolis una de las laderas es un tremendo yacimiento en pleno centro que fue excavado tras la independencia del país. Con la expulsión de los turcos aprovecharon a derruir el barrio otomano y excavaron todo lo que había debajo de él. El ágora romana y la griega, algunos templos clásicos bien conservados y varias iglesias ortodoxas son parte de lo que se pueden encontrar hoy en ese lugar. Los barrios de Plaka y Monstiraki son otra de las zonas que merecen la pena y también donde hay más afluencia turística. Aun quedan influencias otomanas en la ciudad como la mezquita de la plaza Monstiraki, hoy biblioteca, o algunas calles comerciales con una organización gremial como si se tratara de un gran bazar turco.

Cerámica cicládica con forma de oso . C. Aguilar
El museo arqueológico también me resultó muy interesante, aunque es realmente  inabarcable. Lo que más me gustaron fueron esas culturas griegas de las que apenas sabemos nada como la de Micenas, el arte de las Cicladas o las pinturas de la isla de Creta. También esas esculturas de la primera época de los griegos, las del periodo arcaico, llamadas “koúros” y “korais” con semejanza al arte egipcio. Del periodo clásico es una barbaridad lo que hay allí, aunque es el que a mi menos me “engancha”. Dejando la historia y volviendo al presente, el ambiente que vimos en algunas zonas de la ciudad, la no turística, nos sorprendió. En el verano del 2009 encontramos ya un ambiente político encendido, con antidisturbios en las plazas, barrios muy degradados en pleno centro, trapicheo a la vista y hasta una carga policial en directo.

Perdices griegas (Alectoris graeca). C. Aguilar
Allí ya estaban las condiciones para las revueltas sociales que luego se vivieron cuando a mediados del 2010 se hicieron los recortes que impuso el FMI y todo lo que ha venido después. Saliendo de Atenas, hacia el sureste, está el Cabo Sunion un lugar que también visitamos. Allí se encuentra el templo de Poseidón, el dios de los mares, un sitio completamente adecuado para una deidad así. El templo destaca por sus columnas imponentes de mármol blanco en un acantilado sobre el mar Egeo. Pero yo realmente lo rebautizaría como el templo de las perdices, griegas por supuesto. Y es que con la afluencia de turistas siempre hay aves que acaban por acostumbrarse a la gente y que aprovechan los restos de comida que por allí quedan. 

Templo de Poseidón en el Cabo Sunión. C. Aguilar
En otros sitios suelen ser palomas, gorriones o córvidos, pero hay veces que el nivel ornitológico sube. En Machu Pichu, en Perú,  recuerdo que se podían ver en esa actitud a los caracas andinos (Phalcoboenus megalopterus) y en este templo de Grecia son nada menos que las perdices griegas (Alectoris graeca). Es curioso ver a una especie cinegética y esquiva como una perdiz, acostumbrarse a recorrer las ruinas llenas de gente. Allí andaban por la terraza de la única cafetería del sitio buscando las migajas bajo las mesas. Incluso una de ellas iba con toda su pollada de perdigones detrás. Pero además en el tempo de Poseidon, con tanto acantilado y columnas de roca, tampoco fue difícil ver aves rupícolas como el trepador rupestre (Sitta neumayer) o el roquero solitario (Monticola solitarius).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...