lunes, 12 de noviembre de 2012

Sri Lanka 2 (2012) Hikkaduwa, playas del Índico

La mayor parte de costa de la isla son planicies arboladas con palmeras de cocos que llegan hasta la misma arena de la playa y algunos pequeños humedales. Entre Colombo y Galle, en la parte occidental y sur del país se encuentran la mayoría de las mejores playas donde se concentra parte del turismo. Nosotros nos desplazamos en tren hasta Hikaduwa a descansar un par de días nada más aterrizar del vuelo para hacer más llevadero el jet lag. En esas fechas la costa estaba expuesta a la influencia del monzón así que no era su mejor época, y aunque el tiempo era muy soleado y sin lluvias, se notaba el monzón por el fuerte oleaje del mar. En nuestro otoño-invierno el paisaje marino de allí cambia, las aguas se calman y se vuelven un lugar ideal para el buceo y el snorkel en los arrecifes de coral. También en esa época son costas para ver cetáceos como cachalotes o ballenas azules y hasta cinco especies de tortugas acuden a esas playas a hacer sus puestas. Yo pensaba que al ir en verano no tenía ninguna posibilidad de ver tortugas, pero los dos días en Hikkaduwa hubo un sitio de fuerte oleaje donde con algo de paciencia se dejaba ver una gran tortuga.


Tortuga alimentándose en aguas someras. C. Aguilar
Comía algas en una zona superficial y en ocasiones el retroceso del oleaje la exponía fuera del agua. También de vez en cuando sacaba su enorme cabeza para respirar. Los buscavidas locales daban el aviso a los turistas de los hoteles para llevarles y cobrarles después, incluso la acercaban a la orilla con manojos de algas como quien da de comer hierba fresca a un burro. Dado que la única tortuga marina vegetaria es la tortuga verde (Chelonia mydas), debía ser esa especie. Las aguas superficiales entre el arrecife coralino y la arena de playa son un buen lugar para hacer snorkel pero el agua estaba turbia y agitada por el monzón.



Zona intermareal con arrecifes fósiles. C. Aguilar
Como sucedáneo estuve buscando la vida marina de la zona intermareal. Entre las rocas de la orilla formadas por estructuras coralinas fósiles, pude ver erizos marinos, cangrejos, estrellas de mar, ofiuras, pequeñas anémonas, percebes y holoturias. Estas últimas, también llamados pepinos de mar por su forma, son en realidad unos "gusanos" gordísimos completamente marcianos. Tan poco definido es su cuerpo para nuestro esquema animal, que cuando los coges y sacas fuera del agua lo más normal es que te lleves un buen remojón por uno de sus orificios. Las holoturias viven de filtrar sedimento y para eso solo necesitan un sencillo cuerpo con una entrada para engullir y otra para excretar, sin más detalles.


Holoturia sacada fuera del agua. César Mª Aguilar
De este modo cuando coges uno no sabes muy bien cual es cual y en cuestión de unos segundos al estresarse suelen propulsar por el ano un chorro del agua que tenían dentro. Por la ley de Murphy es muy probable que ese orificio esté donde no lo esperabas y te den un remojón. Pero a mí la especie que más me sorprendió de esas orillas fueron los peces saltarines del fango o más bien de las rocas en este caso. Los había visto hacía más de diez años en las costas de la Isla de Reunión pues se distribuyen por las costas del Indico y Pacífico, así como en el Atlántico tropical, llegando a tener más de 40 especies. Todos los saltarines pertenecen al género Periophthalmus y tienen una apariencia similar a la de nuestros blénidos costeros.


Saltarín del fango Periophthalmu. César Aguilar
Son unos peces casi "terrestres" ya que viven más tiempo fuera del agua que dentro. Al parecer retienen agua en sus branquias cerradas de donde siguen extrayendo el oxígeno para respirar, aunque en otros sitios tambien he leido que pueden hacer cierto tipo de respiración a través de la piel. El  caso es que se les puede ver sobre las rocas batidas por el oleaje apoyados sobre sus aletas pectorales, pero en cuanto te acercas saltan con una agilidad increíble para un pez. Viendo su comportamiento uno cree estar ante el eslabón perdido en la evolución de los peces hacia anfibios terrestres como los tritones o salamandras. Así vistos no se hace tan difícil entender esas transiciones en la evolución natural.

2 comentarios:

  1. Hola César, quisiera planear un viaje natural a la India y Sri Lanka (tengo un bebe), que me sugieres?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Monica, en India no he estado así que no te puedo ayudar. Lo que comentan todos los viajeros que han estado en ambos países es que Sri Lanka es una versión de la india "ordenada y limpia". Sin haber estado en la India, tambien comparto esa sensación, cualquier lugar que elijas de Sri Lanka es bastante agradable y de naturaleza hay muchos sitios que visitar. Los taxis para desplazarte son asequibles (mucho más el transporte local que es abundante y los tuc-tuc que te pueden llevar por todo el pais). Playas es lo que menos conozco. De los espacios naturales Yala es tipo safari africano, por un bosque precioso, pero si quieres estar unos días tranquila (por lo del bebe) y disfrutar de un lugar de naturaleza relajado para mi Siguiriya está genial, tambien Polonnaruwa. Como pequeña ciudad colonial Galle es encantadora y recogida, y por la zona está la reserva de Sinharaja, bosque tropical bien conservado y atractivo. Si me mandas tu dirección a mi correo (tiracantos@gmail.com) te paso un par de libros en pdf de naturaleza y recorridos naturales de Sri Lanka.

      Un saludo,

      Eliminar

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...