lunes, 2 de abril de 2018

Ghana 2 (2017) Kakum, una mirada sobre la selva

Iván sobre un tramo de los puentes colgantes. C.A.
Kakum es el parque nacional más visitado de Ghana. Se trata de un bosque húmedo situado en un paisaje de colinas a solo un par de horas de Accra. Forma parte de los bosques tropicales de las Guineas, uno de los ecosistemas que más superficie han perdido en el mundo junto con la Mata Atlántica de Brasil.

Ghana se encuentra en una de las primeras regiones de bosque tropical que los europeos explotaron al llegar a África. La apertura de tierras para el cultivo, la extracción de madera y el crecimiento de la población fueron arrinconando al bosque durante siglos. No obstante, no toda la deforestación es histórica. El fuerte endeudamiento en el periodo postcolonial llevó a una necesidad de divisas que se obtuvieron, en buena parte, de sus maderas.


Vistas del dosel arbóreo, Kakum . César Mª Aguilar
Entre 1990 y 2010 Ghana perdió el 38% de su cobertura forestal, alrededor de 2,5 millones de hectáreas, casi el doble de lo que ahora queda. En este sentido, el parque nacional Kakum es quizás uno de los bosques húmedos del país con mejor protección y mayor extensión.

Su origen se remonta a los años 30 del siglo XX cuando se creó una reserva para la explotación de caoba (Khaya ivorensis). También con idea de preservar la cuenca hidrográfica que abastece de agua a un buen número de poblaciones de la costa. En 1989 cesaron los aprovechamientos madereros y en 1992 se creó el parque por iniciativa de la población local.



Toco blanquinegro (Lophoceros semifasciatus).C.A.
Hoy en día, cuando lo recorres, aún se echa en falta una mayor presencia de árboles con esos pies descomunales que caracterizan a los bosques que no han sido nunca explotados. 

Las selvas húmedas africanas son difíciles de visitar, o más bien es difícil ver algo una vez que estás dentro. Por ello, y para incrementar su atractivo turístico, Kakum cuenta con una red de puentes colgantes a gran altura sobre los árboles emergentes del dosel arbóreo. El recorrido por sus pasarelas suma un total de 350 metros. Nosotros las visitamos a primera hora de la mañana para evitarnos la afluencia de turistas. 




Helecho (Platicerium stemaria). César Mª Aguilar.
Sobre los troncos abundan las plantas trepadoras que, en los bosques tropicales de África, tienen un gran desarrollo. Hay incluso una palmera trepadora (Laccosperma sp) que se encarama al dosel con pequeños garfios en sus palmas y cuyo tronco no podría sujetarla de pie.

Divisamos también las hojas del árbol sombrilla (Musanga cecropioides), orquídeas, aunque ninguna en flor, y las coronas de Platicerium stemaria, un curioso género de helechos con solo dos especies en el África tropical. También colgaban los tallos filiformes del único cactus nativo en África, Rhipsalis baccifera, el cactus muérdago.



Barbudo hirsuto (Tricholaema hirsuta).C. Aguilar.
Las pasarelas son una buena oportunidad para esperar y tratar de ver aves forestales. Por allí volaban las vinagos (Treron calva), esas palomas verdes tan típicas de los bosques africanos.

También un par de especies de grandes calaos, el toco blanquinegro de Guinea (Lophoceros semifasciatus) y el cálao caripardo (Bycanistes cylindricus), un par de barbudos, el calvo común (Gymnobucco calvus) y el hirsuto (Tricholaema hirsuta) y otras aves coloridas como el malimbo cabecirrojo (Malimbus rubricollis) o el abejaruco negro (Merops gularis) entre otras especies.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...