viernes, 13 de abril de 2018

Ghana 3 (2017) Kakum, fauna mínima del bosque

 Araña cangrejo gigante (Fam Sparassidae). C. A.
El parque nacional cuenta con especies de mamíferos de gran tamaño como el elefante de bosque y ungulados como el bongo o los duikeros. Sin embargo, su observación es muy poco probable en la zona de senderos que permiten recorrer. Hay que cambiar el foco de tamaño.

Realizamos un recorrido nocturno a pie por el interior del bosque y los únicos ejemplares de fauna vertebrada que vimos fueron varias ranas diminutas. Eso sí,  oímos los característicos lamentos de un gálago, pero éste fue más rápido huyendo del haz de nuestras linternas que nosotros siguiéndolo con la luz. A cambio vimos unos cuantos invertebrados entre ellos una araña cangrejo gigante.



Diminuto ejemplar de Phrynobatrachus sp. C.A.
Dar con algunas de las ranitas tampoco fue fácil. Una de las tres especies que observamos apenas tenía 1-2 centímetros. Uno espera encontrar en estos bosques anfibios de vistosos colores pero, las que vimos en nada diferían del color y textura de la hojarasca del suelo.

Ese anfibio diminuto era un ejemplar de las llamadas ranas de charco (Phrynobatrachidae), una familia de ranas subsaharianas miniaturizadas compuesta por un único género muy diversificado, Phrynobatrachus. En África Occidental hay unas 20 especies y, cada poco, el catálogo aumenta con la descripción de nuevas especies.

 


Milpiés gigante Archispirostreptus sp. C. Aguilar.
Otro de los invertebrados que vimos a luz de las linternas ha seguido una estrategia opuesta a la de esas ranas. Lo suyo es el gigantismo. Un milpiés con más 15 centímetros a bandas rojas y negras, unos animales que juegan un papel importante como recicladores del detritus vegetal del bosque.

El ejemplar que vimos parecía una especie de Archispirostreptus, el género de milpiés gigantes con mayor distribución en África. Aun así, los conocimientos de la distribución de los milpiés, e incluso su taxonomía, no está como para hacer afirmaciones muy categóricas. Por no decir que su identificación inequívoca solo se puede hacer en base a detalles de las gónadas.

 

Iván con un gran caracol gigante africano. C.A.
Otros gigantes de la región son los caracoles Achatina, muy consumidos y buscados como alimento. Una parte importante de la proteína animal de los habitantes rurales y urbanos de algunas partes África proviene de ellos.

Vimos estos caracoles en grandes bandejas de vendedores a pie de carretera, pero este ejemplar de Kakum campaba por el suelo del parque sin peligro. 


Hay una especie en Ghana, Achatina fulica, que ha sido introduccida desde el Este de África donde es nativa. Esa es la especie más habitual en zonas transformadas. Sin embargo, el hallado en Kakum bien podría ser de alguna de las especies autóctonas, muy probablemente A. achatina.

 

El amor en color de los Zonocerus variegatus. C. A.
No todos invertebrados se ven por la noche. Con solo poner un poco de atención a las zonas vegetales van apareciendo especies bien curiosas de todo tipo de insectos. A mí me llamaron mucho la atención unos saltamontes que encontramos en las cunetas de la carretera a Kakum.

El llamativo colorido de estos saltamontes permite poder llegar a identificar la especie con seguridad, Zonocerus variegatus, algo poco habitual con fotos de invertebrados. Estos saltamontes están bien distribuidos por África occidental y central. Y en muchos sitios son muy temidos como plaga de cultivos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...