sábado, 18 de agosto de 2012

Grecia 8 (2009) Zagoria y Garganta de Vikos

Monodendhri. Foto: César Aguilar
Al noroeste de Grecia está la región de Zagoría que es uno de los ramales montañosos de los Balcanes. A mi me recuerda al Pirineo del Alto Aragón, aunque las cumbres más altas no superan los 2500 metros. Los pueblos están muy bien conservados y sus construcciones son de piedra caliza con tejados de lajas de piedra. Aún así, como otras regiones montañosas de Europa, ésta también sufrió una fuerte despoblación hace décadas y ahora parece que el turismo es la que le está devolviendo su fisonomía. Se ven muchas construcciones y empedrados recuperados con bastante respeto por las formas tradicionales. El patrimonio que tienen es muy interesante, con caminos empedrados, espectaculares puentes de piedra y muchas ermitas e iglesias ortodoxas.


Garganta de Vikos. Foto: César Aguilar
El paisaje en la zona es muy forestal, incluso en torno a los pueblos donde siempre suele haber zonas abiertas. Supongo que el abandono rural hizo que los prados se cerraran, libres de la presión de los aprovechamientos tradicionales. La humedad hace proliferar hayas (Fagus sylvatica), carpes (Carpinus orientalis) y varias especies de robles (Quercus sp) propios del este del mediterráneo. En los patios y fachadas de las casas no falta ese toque mediterráneo que dan las parras (Vitis vinifera). Es además la única región de toda Grecia donde quedan osos (Ursus arctos). Es una población pequeña algo menor que la de nuestras montañas cantábricas. Uno de los atractivos es la garganta de Vikos, un tajo calizo de 900 metros con una separación entre paredes de solo 1100 metros.
 

Ramonda serbica. Foto: César Aguilar
Vikos según el libro Guinness es la garganta más “profunda” con relación a la estrechez del cañón, una de las múltiples formas que tienen de medir los records de gargantas en el libro. Los días que estuvimos por la zona hicimos uno de los recorridos que va por el fondo de la misma, saliendo desde el pueblo de Monodendhri. Principios de junio aún era pronto para el turismo veraniego de interior, así que apenas había gente y se podía disfrutar de la tranquilidad del lugar. Entre las aves que pude ver era muy común el carbonero palustre (Parus palustris) y también en esos bosques viejos del fondo de la garganta pude ver una pareja pico dorsiblanco (Dendrocopos leucotos). Al igual que en Meteora se hace raro ver tanto cortado rocoso y ningún buitre solo chovas piquigualdas (Pyrrhocorax graculus). 
 

Algiroides de Dalmacia. Foto: César Aguilar
El paseo de la garganta dio para algunas otras observaciones bien interesantes. En los taludes veía las hojas de una planta que me parecía la “oreja de oso” del Pirineo (Ramonda pyrenaica). Al ver una con flor pude confirmarlo pero no era esa especie, sino la equivalente en estas montañas Ramonda serbica. La distribución de plantas alpinas como estas es curiosa, ya que para ellas los macizos montañosos han funcionado como refugios fríos en épocas desfavorables. Ello ha dado lugar con el paso del tiempo a especies muy similares pero endémicas de cada zona que se encuentran por ello muy separadas en el espacio. En cuanto a los reptiles se dejaba ver el algiroides de Dalmacia (Algyroides nigropunctatus) un lagarto pequeño de llamativos colores.
 

Bombina variegata mostrando el vientre.C. Aguilar
Pero una de las sorpresas fue dar con sapos de vientre amarillo (Bombina variegata). Vistos desde arriba son bastante insulsos pero por debajo son un destello de color. Son lo más parecido a las ranas venenosas tropicales que pude ver en Perú y que advierten con sus colores llamativos de su toxicidad. En estos sapos de vientre amarillo, esa coloración cumple la misma función y por si no te das cuenta te lo muestran a las claras. Me quedé alucinado cuando al coger uno, en un acto reflejo arqueó el dorso y levantó las patas mostrándome el vientre. Si no te has enterado ahí está bien claro soy tóxico, parece decir. Así que luego buena lavada de manos para evitar que se irriten mucosas como el lacrimal o las fosas nasales por contacto con los dedos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios a las entradas siempre son bienvenidos, trataré de contestar a todos ellos.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...